AVISO (900x113)

12-02-18 Un informe elaborado por la Fundación Trauma así lo revela. Es el primer análisis que se realiza de este tipo en el país.

(© División Prensa 2018 – Trauma – La Nación) Informar para concientizar es el objetivo de la Fundación Trauma. Desde esa organización han trabajado en los últimos años en recolectar datos que sirvan para educar a los conductores de motocicletas.
Para llegar a la conclusión fehaciente que el “casco salva vidas” se tomaron 25.000 casos de trauma que fueron atendidos desde octubre de 2009 en distintos hospitales de grandes centros urbanos de la provincia de Buenos Aires.
El 16% de los 25.573 registros hasta el mes pasado son motociclistas con traumatismos en la cabeza, las piernas o los brazos, el pecho o el abdomen. El 78% no usaba casco al momento del incidente y alrededor de un tercio (29,4%) sufrió lesiones encefálicas graves, comparado con el 10,5% en el grupo con casco. 
Esa diferencia se tradujo en la posibilidad o no de sobrevivir al hecho: murieron siete veces más motociclistas sin protección que los que iban con protección (8,6 vs. 1,3%).
"Mientras los estudios publicados hablan de un aumento del trauma, en especial el de cráneo, ahora lo pudimos medir con un dato local concreto: sin casco, el traumatismo es más grave", indicó Laura Bosque, directora ejecutiva de la fundación y miembro de la Sociedad Argentina de Medicina y Cirugía del Trauma.

Al hacerse un desglose por edades se detectó que hasta los 17, lo más común fueron las caídas, los incidentes viales y el atrapamiento o el aplastamiento, mientras que entre los 18 y los 64 años prevalecieron los hechos de tránsito y las caídas. En los mayores de 65, el trauma por caídas fue lo más habitual (en uno de cada dos lesionados), seguido de los incidentes viales y las agresiones.

Publicar un comentario