AVISO (900x113)

13-03-2018 Lo dijo el subsecretario de Educación, Sergio Siciliano. Sostuvo que hay que poner a los alumnos en el centro de la escena y aseguró que los docentes seguirán trabajando.

El subsecretario de Educación bonaerense, Sergio Siciliano, negó este martes que los bachilleratos para adultos vayan a cerrar a partir de una nueva resolución y aclaró que se trata de un “cambio de modalidad” que incluye la continuidad de los docentes.
“Los bachilleratos para adultos pertenecen a las escuelas secundarias y es una modalidad de trabajo que viene desde hace muchos años en la provincia para atender a una población que tenía que terminar la escuela secundaria y tal vez la secundaria tradicional no le representaba una oferta atractiva”, explicó el funcionario en declaraciones a LU6 Radio Atlántica.
Mencionó que esta modalidad o dispositivo de trabajo es anterior a la ley nacional de educación, a la ley provincial y a otras normas. “La escuela secundaria es obligatoria para todos los jóvenes. Entonces, tenemos que generar todas las alternativas para que los chicos que están en edad de cursar la escuela secundaria la estén cursando”, puntualizó.
Señaló que en en la actual modalidad pueden ingresar al bachillerato jóvenes de 16 y hasta 15 años. “A partir de una resolución que firmó el Consejo General de Educación de la Provincia lo que queremos es ordenar la oferta y poder acercar mejores alternativas a cada uno de los estudiantes”, indicó.
En esa línea, “aquellos estudiantes que tengan más de 18 años, que son adultos, van a estar en la Dirección de Adultos”, por lo que la oferta de terminalidad educativa que tendrán a disposición será exclusivamente la destinada a adultos.
“Y aquellos que son menores de 18 años, que deberían estar en la escuela secundaria, van a estar trabajando en la escuela secundaria con distintos dispositivos, como pueden ser aulas de aceleración, si están desfasados en edad, con acompañamiento y tutorías especiales”, contó.
“Lo más importante es que para aquellos que hoy están cursando el bachillerato de adultos y están en segundo, tercer año, no va a haber ningún cambio y van a continuar con el formato en el que venían trabajando”, agregó.
Por su parte, “aquellos alumnos que estén en primer año van a tener todos una oferta educativa según las necesidades y las condiciones que cada uno de ellos requiera”.
Con esta nueva modalidad, “puede haber secundarias con secciones nocturnas”, con “profesores de secundaria” y “el mismo plan de estudio que los alumnos de secundaria, con la misma carga horaria”. Por lo tanto, “los docentes que están trabajando en los bechilleratos de adultos van a trabajar en esta modalidad”.
Siciliano mencionó los “distintos perfiles de docentes para jóvenes y adultos”, y aclaró: “El salario es el mismo, la carga horaria depende de la materia, pero no van a estar afectados de manera sustancial”.
“Si esto da los resultados que la ley prevé –acotó– se nos tienen que volver a llenar las secundarias de jóvenes. Argentina es un país que pierde a la mitad de sus alumnos en la escuela secundaria. Y en la provincia de Buenos Aires, en determinados segmentos, mucho más”.
El subsecretario de Educación consideró que el descontento de docentes y gremios por esta nueva modalidad obedece, en parte, a “falta de información”. En segundo lugar, al “desconcierto que genera un cambio” y, además, porque “puede haber una preocupación razonable de cuál es la situación laboral” de los docentes.
Sobre ese punto, insistió: “Vamos a atender y vamos a trabajar para que todos los docentes estén contempladas esas situaciones”.
Con esta modificación que empezó a implementarse, votada por “todos los representantes del Consejo de Educación”, el objetivo es la cuestión pedagógica y poner a los alumnos “en el centro” de la escena. “No podemos estar discutiendo una modalidad, un servicio educativo, por una estructura que viene de antes o por una situación laboral de los docentes”, acotó Siciliano.

minutog.com

Publicar un comentario