AVISO (900x113)

06-03-18 Está acusado de la sustracción de elementos en 4 hechos cometidos en las últimas semanas. Desde hace días era buscado y había logrado evadir a la policía. Deberá declarar ante el fiscal en las próximas horas.

(© División Prensa 2018) – La Policía Comunal informó en la tarde de este martes acerca de la detención de Julio Ezequiel “Cali” Larrea tras un procedimiento realizado en Ostende, partido de Pinamar.
Según informaron fuentes policiales, el individuo está sospechado del robo de elementos en, a menos, 4 hechos que se cometieron en las últimas semanas en los barrios Quintanilla y San Martín.
En estos ilícitos la metodología era similar y consistía en romper una puerta o una ventana para poder acceder a domicilios que se encontraban sin sus moradores para hacerse de elementos electrónicos o dinero.
Los uniformados habían logrado órdenes de allanamiento la semana pasada. Tras su realización consiguieron hacerse de elementos que fueron reconocidos por las víctimas como de su propiedad por lo que la Unidad Fiscal interviniente, a cargo de Juan Pablo Calderón, entendió que existían elementos suficientes para solicitar la detención del “Cali”.
Eso sucedió en las primeras horas del viernes cuando la Jueza de garantías Laura Elías avaló el pedido del fiscal y se inició la búsqueda de Larrea para detenerlo.
En esa jornada una patrulla logró individualizarlo en el barrio San Martín A y al darle la voz de alto el hombre comenzó a escapar, se metió en propiedades privadas y se dio a la fuga por los fondos de distintos domicilios saltando los paredones y alambrados perimetrales de cada domicilio.
Horas más tarde, en otro operativo cerrojo, el individuo esquivó el accionar policial y se dio a la fuga por lo que la justicia lo declaró prófugo y se amplió el radio de búsqueda hacia otras localidades de la región.
Durante este martes personal de civil de la comisaría local pudo encontrarlo en Ostende y se produjo otra persecución hasta que Larrea ingresó en una casa para guarecerse. Sin embargo, al encontrarse en fuga, los oficiales pudieron invocar el artículo 222 del Código Procesal Penal para realizar un allanamiento sin previa orden judicial y pudieron reducirlo, esposarlo y trasladarlo hacia Madariaga.
“Cali” con frondoso prontuario penal, ya se ha visto implicado en varios hechos resonantes. Uno de ellos fue en agosto de 2016 cuando atacaron a policías en el barrio San Martín A y provocaron heridas a algunos efectivos.

El fiscal Calderón informó que en el día de mañana será trasladado a la UFID 4 para tomarle declaración indagatoria.

Publicar un comentario