AVISO (900x113)

09-04-2018 Según dio a conocer el diario Compromiso de Dolores, el juicio tuvo carácter de abreviado y se realizó en el Tribunal en lo Criminal nº 2 Departamental.Los hechos ocurrieron en nuestra ciudad durante el mes de febrero del año pasado.

En el marco de un juicio abreviado realizado ante el Tribunal en lo Criminal nº 2 de Dolores, el Dr. Emiliano Lazzari actuando como Juez unipersonal condenó a un individuo que retuvo a su ex pareja con violencia y amenazas, privándola así de su libertad.
Según surge del fallo el juicio había sido consensuado por las partes técnicas con acuerdo del procesado, considerando el Juez en base a las pruebas incorporadas durante la investigación, que entre la noche del 12 de febrero de 2017 y la mañana del día siguiente un sujeto que había estacionado un vehículo Peugeot 205 en Paseo 140 y Playa de Villa Gesell, privó de su libertad a la mujer que lo acompañaba bajo amenazas de muerte, las cuales profería mientras esgrimía dos cuchillos. En las mismas circunstancias le quitó el teléfono celular para impedirle que solicitara auxilio, mientras le provocaba lesiones corporales, excoriaciones y edemas en ambas piernas y compresiones en el cuello.
Luego el sujeto trasladó a la víctima contra de su voluntad y bajo amenazas hasta una vivienda de esa misma ciudad, lugar donde el individuo finalmente fue aprehendido por personal policial de la Seccional 4ta. De Policía luego de recibirse un llamado al servicio de emergencias 911.
La víctima manifestó haber estado en pareja con ese individuo por alrededor de dos años y medio, que hacía como un mes que se habían separado. Que encontrándose en su domicilio aquél había llegado y le había pedido comer juntos, razón por la cual habían salido a buscar comida en el auto de su ex, y que consumieron adentro del vehículo. Precisó que en momentos en que le solicitó regresar a su casa porque tenía sueño, aquel le había dicho que ese día “no iba a dormir”, dirigiéndose con el auto a una zona de médanos donde la amenazó con dos cuchillas que él mismo había fabricado, mientras le reprochaba que ella lo había engañado. Precisó, que siempre con amenazas la había hecho desnudar, y que en razón que el auto era a GNC y tenía una pérdida, su ex pareja le mostraba un encendedor y le decía “que iban a explotar los dos”. Detallo los golpes que había sufrido en sus piernas con una de las cuchilla a modo de “chirlo”‘, la que también se la pasaba por el cuello. Dijo que finalmente ya de madrugada la había llevado hasta la casa donde ambos se habían acostado, y que ya de mañana con la excusa de que se iba a cambiar de ropa a casa de su madre, ubicada en las adyacencias, logró salir al exterior y desde una casa vecina llamar al Servicio de Emergencias pidiendo auxilio.
La policía al concurrir al llamado y luego de entrevistarse con la mujer se dirigió a la vivienda donde se encontraba el sujeto, quien en estado nervioso había ingresado a su auto y resistía bajar, debiendo por ello ser reducido. En el interior del rodado los efectivos secuestraron las cuchillas y en su pantalón el celular de la víctima.
El Juez valoró distintos testimonios y pruebas, puntualizando que no podía perder de vista el estado de angustia en la víctima, advertido tanto por su madre como por los efectivos policiales que habían acudido al llamado de emergencia, “un dato relevante a la hora de despejar una posible falsa denuncia” para perjudicar la vida del imputado, como había sostenido la defensa.
Por ello el Dr. Emiliano Lazzari resolvió condenar al geselino, de 27 años de edad, nacido y con domicilio en Villa Gesell, como autor penalmente responsable del delito de Privación ilegal de la libertad, agravada por la violencia y amenazas ejercidas sobre la victima”, imponiéndole la pena de “Dos años de prisión de efectivo cumplimiento”.


minutog.com

Publicar un comentario