AVISO (900x113)

01-04-18 Desde la policía y el gobierno municipal recuerdan que la herramienta más útil para esclarecer un caso es el testimonio de las víctimas.

Cuando uno ha sido víctima de un delito, generalmente siente en lo inmediato bronca, ira contenida, y a medida que van pasando los días, uno primero se queja de lo vivido hasta que, por las obligaciones y la falta de confianza en las instituciones, termina buscando y reclamando justicia en cualquier lado donde se pueda hacer oír.
 
El análisis de Marcelo Ricardo Hawrylciw
No es sencillo conseguir que un funcionario acepte tomarle la denuncia sin antes enunciarle todas las contras, que lo van a citar varias veces, que le van a pedir testigos, pruebas de que los elementos robados eran suyos, facturas que acrediten su origen, y un interminable decálogo del desánimo. La creencia popular es que todo esto lo hacen para no trabajar, y si bien hay algo de cierto en ello, no menos cierto es que muchas veces se pierde más tiempo en convencer a la persona que en tomarle como corresponde la denuncia. El principal origen por el cual los funcionarios policiales o judiciales apelan a esta metodología, es achatar las estadísticas.
Casi todos los organismos del Estado, llevan estadísticas con las cuales no solo me puede evaluar el desempeño, medidas preventivas, áreas candentes y muchas se utilizan también para solicitar o justificar presupuestos.
Como había mencionado, cada departamento judicial, posee sus propias estadísticas y cada Ministerio Público de quien dependen los Fiscales también, como la tienen las Cortes de Justicia, incluida la Suprema Corte de Justicia.
Si bien la seguridad es potestad del Estado ejercerla, y para ello tiene su “brazo fuerte” o armado con son las policías, la participación de los ciudadanos no puede quedar excluída.
Para concluir, hacer una denuncia siempre es un trámite molesto, que suele revivir malos momentos que a veces se prefieren no recordar. Que existe un desánimo generalizado por la falta de confianza en las instituciones, pero esos actos que uno ve y suele denunciar en las redes, cometidos por funcionarios que no deberían en sus horas de trabajo dedicarlas al ocio, el descanso o la corrupción, también deben ser denunciados. Nada va a cambiar por el simple hecho de exteriorizarlo.
¿Cómo se realiza una denuncia?, en primer lugar todo ciudadano debe saber que no es necesario ser abogado o saber de leyes para realizar una denuncia, porque es función del Ministerio Público citar a ratificar al denunciante, tomarle declaración sobre los hechos que va a denunciar o los que no sabía que podía denunciar y luego darle la clasificación legal correspondiente, es decir el tipo penal que se va a investigar.
Por lo cual la denuncia puede ser presentada escrita a mano incluso en cualquier mesa de entradas donde existan Fiscalías o Juzgados penales. Si bien lo habitual es concurrir a la policía para que estos inicien el expediente, muchas personas se sienten más tranquilas evitando un interlocutor inquisidor y mal predispuesto.
Los datos más importantes de una denuncia presentada por la víctima son el día que ocurrió el hecho, esto es importante para determinar la Fiscalía y el Juzgado de turno. La hora aproximada, el lugar, en esto uno debe saber que es necesario iniciar la denuncia dentro de lo que es la jurisdicción judicial, pero aunque así no sea, los funcionarios están obligados a tomar la denuncia y en todo caso luego girarla al que por jurisdicción y competencia corresponda, no es lo habitual, pero podría suceder y uno debe saber que no pueden decirle vaya a tal o cual lado no nos corresponde.
Un breve relato de los hechos y en lo posible llamar a los centros de atención a las víctimas que existen tanto en la provincia de Buenos Aires como en la Capital Federal, para poder asesorarse y también saber que, por Ley, tienen derecho como víctimas a ser derivados para seguimiento de su denuncia y la asistencia que necesiten que puede ser desde un abogado, hasta un psicólogo.
Sepan estimados ciudadanos que, si no están conformes con la atención que reciben, existen en la Procuración General Bonaerense, en la Procuración General de la Nación y en las Cortes, oficinas de denuncias y de control interno.
SIEMPRE, presente las denuncias o escritos con copia para que usted pueda tener una copia firmada de que su denuncia, reclamo o escrito fue recepcionado, el mismo debe llevar la firma del funcionario que recibe, su sello y el sello de la dependencia o lugar donde está presentando el escrito.

* Comisaría Madariaga (CPC). Calle Yrigoyen 528. (02267) 42-4313.
* Unidad Fiscal de Investigaciones Descentralizadas 8 (UFID8) Madariaga. Calle Yrigoyen 540. (02267) 55-2946
* Departamento de Control Interno Procuración General de la provincia de Buenos Aires. Calle 13 y 48, piso 14, La Plata, provincia de Buenos Aires. (0221) 422-4114 int.3666.
*Subsecretaría de Control de Gestión Corte Bonaerense. Calle 13 esquina 48, piso 13, La Plata, provincia de Buenos Aires. (0221) 410-4400 interno 43555 correo electrónico: subcontroldegestion@scba.gov.ar
*Auditoría General de Asuntos Internos Policía Bonaerense. Calle 51 Nº 779, La Plata, provincia de Buenos Aires. Horario de 08:00 hs a 20:00 hs. 0800-999-8358 las 24 horas.  Correo electrónico: denunciasai@mseg.gov.ar

Publicar un comentario