AVISO (900x113)

02-04-18 Una terrible enfermedad desbarató la vida de Héctor “Coqui” Barreiro en plena juventud, cuando apenas contaba con 58 años de edad y aun se esperaba mucho de su vida,
Persona de trabajo, integraba una tradicional familia de Madariaga, que por sus virtudes había conquistado una legión de amigos.

Sus restos fueron sepultados en el cementerio local acompañado de un nutrido cortejo de familiares y amigos.

Publicar un comentario