AVISO (900x113)

09-04-18 En el Partido de General Madariaga, cerca de Villa Gesell, nos espera este legendario espejo de agua, ya recuperado de la gran sequía del 2011. Con un rendimiento excelente en la pesca del pejerrey, visitar esta laguna nos dará además la experiencia del avistaje de aves, ya que es una reserva extraordinaria de especies, y el siempre bello paisaje del campo.
Actualmente La Salada Grande, de 8000 ha de superficie, situada en los municipios de Madariaga y Lavalle, tiene actualmente tres concesiones activas: El Club de Pesca y Náutica de Madariaga, y los recreos La Tablada y Cinco soles, en territorio de Lavalle. Para los pescadores, entre los cuales hay muchos geselinos fanáticos de este espejo de agua desde hace décadas, la laguna se puso en excelentes condiciones, ofreciendo “matungos” de más de 500 gramos en profusión, llegando a obstenerse ejemplares de un kilo y más también. No solo el tamaño importa, sino también la abundancia: el cupo de ejemplares por pescador se amplió de 15 a 20, y diariamente es visitado por pescadores de todo el país, sin que se vislumbre el riesgo de agotarla –salvo que se pasen redes u otros modos de captura completamente prohibidos-. Una novedad, al menos para algunos pescadores, es que también se restringió la captura de tarariras: se pueden llevar dos por pescador, aunque no hay límites para la pesca con devolución (a diferencia de los pejerreyes, la boca de la tararira es fuerte de modo que no corre riesgo la sobrevida de ejemplar una vez devuelto).
De los tres pesqueros, el Club madariaguense es el más grande y mejor dotado de servicios e infraestructura; La Tablada ofrece servicios, incluso de camping, guardería y buffet, además de excelentes guías, y Cinco soles está en proceso de crecimiento y consolidación. Un dato interesante de esta etapa es que la laguna parece bien cuidada, con mucha conciencia de respetar los cupos, libre por ahora de depredaciones que se han hecho con redes en épocas pasadas, algunas incluso legales y autorizadas para algún propietario de campo que obtuvo el derecho a explotarla. Se respecta también la época de veda: del 1 de setiembre al 1 de diciembre. Hay controles que están en manos de la policía rural, que según los comentarios es rigurosa y eficiente. Todo esto configura un cuadro alentador para la pesca deportiva, fuente de riqueza para toda la región, además de disfrute asegurado para los amantes de la pesca deportiva.
Un dato no menor es la belleza y riqueza natural de la laguna, declarada Reserva Natural Provincial, refugio de Vida Silvestre. También es reserva forestal, en un área comprendida por 36 ha a la vera del agua, destinada a proteger los montes de tala, el único recurso arbóreo natural de la llanura pampeana. La actividad humana está regulada y reglamentada. El área de turismo de la Municipalidad de Madariaga hace la siguiente reseña de este espacio: “En el año 1893 ya se explotaba el pescado de esta laguna, realizándose importantes envíos a través del ferrocarril, desde Mar Del Plata hacia la ciudad de Buenos Aires. Cuentan viejos pescadores que llegaron a extraer ejemplares de hasta 4 kg., leyenda o no, aún hoy los deportistas concurren a la laguna soñando con esos míticos “matungos”. En este lugar subsisten exponente de la flora lugareña como: tala, coronillo, sombra de toro, a cuyo reparo se cobijan azucenas, violetas y clavel del aire. En sus ramas se pueden ver jilgueros, cabecitas negras, zorzales, calandrias, churrinches, paloma del monte, torcazas y la estival golondrina. En los juncales y totorales ribereños se pueden observar grandes comunidades de cisnes de cuello negro, garzas, gallaretas, macas, macasitos, espátulas, biguas, junqueros, siete colores de laguna y pico de plata, con ellos carpinchos y comadrejas coloradas conforman una rica fauna que a cada instante puede enriquecerse con nuevas especies, ya que “Salada Grande” es considerada una de las reservas de avifauna más grande del mundo. Llegando a la laguna nos encontramos con la Reserva Natural Provincial “Laguna Salada Grande”, tiene una extensión de 36 has. y depende del Ministerio de Asuntos Agrarios y Pesca de la Provincia de Buenos Aires. Cubre una superficie de 6000 has, entre cuerpo de agua y monte. Tiene como objetivo la preservación del monte espinal autóctono y las especies que lo habitan. Cuenta con Guardaparques y un grupo de guías especializados que dan un servicio de visitas guiadas, en senderos naturales y representativos del monte pampeano”.

Guía de pesca
Recomendamos para hacer una experiencia segura de pesca en la laguna, conectarse con el guía Rubén Lezano, “El paisa”, en el pesquero La Tablada. Contacto: 02267-15-539566.


elfundadoronline.com

Publicar un comentario