AVISO (900x113)

10-04-18 Avanzaron en aspectos que permitirán descomprimir el tránsito por Rivadavia. También se hicieron trabajos de pintura.

El intendente municipal, Carlos Esteban Santoro, recorrió esta mañana el jardín maternal municipal “La Casita de Chocolate” para verificar el avance de distintos trabajos que se han ejecutado en el último tiempo en ese centro educativo.
Junto a su directora, Leticia Santos, recorrieron el nuevo acceso que permitirá a los vehículos acercarse al edificio sin obstaculizar el tránsito por Rivadavia y las mejoras edilicias integrales que permitieron recuperar diversos aspectos de la estructura original.
Santos recordó que los baños eran muy pequeños y sin mesadas acordes para cambiar a los bebés. Explicó que muchos de ellos permanecen desde la mañana por lo que era imperioso contar con bañeras para higienizarlos y que, ahora, toda esa tarea se puede realizar gracias a los nuevos sanitarios estrenados en 2017.
“Es comodidad para los chicos y para el personal”, dijo, al tiempo que indicó que uno de los salones es insonorizado para que los más chiquitos puedan dormir o descansar sin ser molestados por llantos que provengan de otras salas.
Con un sistema de 6 cámaras se mantiene el control del sector de la guardería y una cisterna, junto con una motobomba, permiten tener al establecimiento provisto de servicio constante de agua.
Las sillas, que datan de la creación del jardín, fueron refaccionadas y se reemplazaron varias mesas en donde los niños juegan.
Un total de 46 niños, de los cuales 17 son recién ingresados, forman parte de esta comunidad educativa.
Desde el Centro de Estimulación Temprana se capacita al personal, hay clases de educación física con juegos dos veces por semana, y también reciben la visita de Silvia Casas quién se acerca desinteresadamente a leerles cuentos.

Toda la tarea realizada busca formarlos, educarlo y estimularlos; afirmaron las autoridades de “La Casita”.

Publicar un comentario