AVISO (900x113)

05-04-18 Una cuadrilla de Medio Ambiente realizó tareas de desmonte. El lugar es uno de los pocos que se conserva tal como fue construido y posee alto valor provincial.

Un sitio más será agregado próximamente al itinerario de recorrido que habitualmente se hace por el paraje Macedo: El Embarcadero plantea convertirse en una de las “vedettes” de la próxima Fiesta Regional del Kiwi que se realizará en mayo próximo.
Cuando el ramal y estación fueron construidas, entre 1909 y 1914, hubo un área pensada para establecer corrales en donde los animales a trasladar esperasen la llegada del vagón carguero. Como muchas tropillas y manadas recorrían kilómetros y kilómetros con sus reseros un sector debía funcionar como sitio de contención y, eso, era El Embarcadero.
Un monte de tala lo tapó y lo protegió durante décadas y fue descubierto recientemente por lo que se definió incluirlo en el plan de puesta en valor de los activos arquitectónicos ferroviarios que están en constante recuperación.
En la tarde del miércoles, una cuadrilla de Medio Ambiente dio el paso inicial y comenzó con el desmonte y limpieza de la zona que posea un corral de “palo a pique” confeccionado con durmientes.

Ahora se deberá dotar el lugar de un ingreso y se confeccionará cartelería para atraer a los turistas y poder transportarlos, al menos por unos minutos, a mediados del siglo 20 con la postal a la que se le sumarán la estación y el galpón ferroviario.

Publicar un comentario