AVISO (900x113)

13-06-2018 Mediante un proyecto de ordenanza se busca primero reducir y después eliminar el uso de sorbetes y vasos plásticos en Mar del Plata, debido al alto impacto ambiental que produce este desecho en nuestras costas.

El proyecto fue promovido por Santiago Bonifatti (Sumar por Mar del Plata), Ariel Ciano (Frente Renovador), Natalia Vezzi (UCR), Ariel Martinez Bordaisco (UCR), Marcos Gutierrez (Unidad Ciudadana) y Marcelo Carrara (Agrupación Atlántica).
Al respecto, Santiago Bonifatti dijo: “El Estado debe ser promotor de estas iniciativas teniendo como principal obligación acciones concretas en la limpieza de playas y escolleras. También debe haber campañas de difusión y concientización  sobre la separación de residuos tanto en espacios públicos como en privados.”
“Estamos seguros que es posible llevar adelante esta legislación, ya que ciudades vecinas como Pinamar y Villa Gesell han iniciado por medio de ordenanzas un camino para eliminar la utilización de sorbetes, vasos descartables y bolsas. Tenemos que trabajar conjuntamente como ciudades costeras de la provincia de Buenos Aires para poder tener una oferta turística que, además, se jacte de la calidad recreativa de sus playas!, continuó diciendo el edil.
“Hace tiempo que los ambientalistas notan que los sorbetes son uno de los productos más encontrados cuando se hacen las habituales limpiezas en las playas. El sorbete es un producto que por su tamaño no sólo no suele ir a reciclaje, sino que además, es muy difíciles de reciclar, porque está hecho con un derivado del plástico muy difícil de romper”.
Los sorbetes son el cuarto desecho plástico más común en las costas y océanos, y pueden tardar entre 150 y 1.000 años en descomponerse. “Eso nos debe llevar a acelerar los tiempos para que nuestra ciudad cuente con una legislación moderna que regule el uso de los mismo. Y si a los sorbetes se le sumamos los vasos descartables y las bolsas de polipropileno entre los objetos más encontrados en las playas de Mar del Plata, aportamos a las 8.000.000 de toneladas de plástico por año que reciben nuestros océanos.”
La ordenanza está pensada en dos etapas para generar el menor perjuicio posible a aquellos comerciantes que se hayan estoqueado en la compra sorbetes y vasos plásticos ; por eso hay una primera etapa de reducción y después del verano, se plantea la prohibición del uso de estos productos plásticos. De la misma manera, para distribuidoras y fabricantes del producto, buscando que el tiempo otorgado permita no volver a comerciarlos y, al mismo tiempo, reconvertir el proceso productivo.


minutog.com

Publicar un comentario