AVISO (900x113)

27-06-18 La turbulencia se veía venir. La deuda que acarrea la entidad gesellina con la Liga Madariaguense de Fútbol se está engrosando y todo indicaría que el Águila no va a levantar vuelo.
Según el expediente 09/2018 manifestado en el Boletín nº 33, la Liga, encuadrada en el Art. 77 del Reglamento de Transgresiones y Penas, reclama el pago de afiliación, transferencias, aportes (mayores e infantiles), honorarios árbitros y multas por parte del Club Deportivo Águila de Gesell hacia la Liga que, habiendo transcurrido el plazo de 5 (cinco) días para que abone su deuda y no habiéndose efectuado el pago total de la misma (el plazo venció el martes 19 de junio de 2018 a las 20:00), la institución queda suspendida de manera provisional.
Entre otras cosas, también el Tribunal de Disciplina le da por ganados los partidos de todas las divisionales (1ª, 4ª, 5ª y 6ª división) al Club Social y Deportivo Pinamar, correspondientes a la 2ª fecha del Torneo Apertura.
Entendemos que no queda margen para que la "aventura" de Deportivo Águila continúe. Un proyecto que demostró ser muy poco serio y que duró nada. Voló tanto como el avión de los hermanos Wright, solo unos pocos metros y segundos, pero claro, con la diferencia que ese aeroplano no era un "club de fútbol" y ese invento de 1903 fue el puntapié inicial de algo que revolucionó los cielos del mundo.
Deportivo Águila intentó ser un club de Fútbol pero solo fue un invento que no revolucionó a nadie, sino que parece dejar un tendal, por lo menos a la Liga y un malestar al SADRA (Sindicato de Arbitros de la República Argentina) por falta de pagos de aranceles a los colegiados.
Lo que más lamento no es la irresponsabilidad de unos dirigentes, sino la cantidad de pibes que arrancaron a jugar con ilusión un Torneo oficial y por ahora se quedan sin nada.


deportivazonal.blogspot.com

Publicar un comentario