AVISO (900x113)

24-07-18 Los hechos ocurrieron en Castelli en 2015. El fallo lo dictó el Juzgado Correccional nº 3 Departamental en el marco de un juicio abreviado.

En un fallo dictado en el marco de un juicio abreviado la Dra. Analía Pepi, titular del Juzgado Correccional nº 3 Departamental, condenó a un vecino de Castelli juzgado por pegarle a sus hijos y lesionarlos, hechos que perpetrara en la vecina localidad.
Sobre los hechos la Juez indicó en el veredicto, que el 1º de noviembre de 2015 en un domicilio de la localidad de Castelli, un individuo golpeó varias veces con el extremo de la hebilla de un cinto a sus hijos menores (de 6 y 9 años), sin cesar en su accionar pese a las suplicas de estos. Al varoncito lo golpeó en la espalda y piernas, provocándole excoriaciones en brazo y parrilla costal izquierda, y hematomas en ambos muslos. A su hermanita la golpeó en el abdomen y hombro izquierdo, produciéndole eritemas.
La denuncia fue formulada por la madre de los menores, quién además de precisar que se había divorciado del padre de sus hijos indicó que éste era violento, que lo había sido con ella tanto psicológica como físicamente. Sobre la relación con sus hijos precisó que era esporádica. Sobre lo ocurrido relató, que ese día su hija le había manifestado que quería ver a su padre, que se lo había trasmitido a este, llegando luego a su casa la pareja de su ex esposo para retirar a ambos niños. Precisó la denunciante, que al regresar su hijo le había contado que su padre le había pegado con un cinto (salvajemente mientras los insultaba) tanto a él como a su hermana, que habían estado llorando mucho tiempo pidiéndole regresar con su madre pero que aquél no les hacía caso. Asimismo dijo el niño, que la pareja de su padre en todo momento le pedía que no los golpeara más, que había intentado intervenir, pero que su papá le había dicho que no se metiera, que ellos “eran sus hijos”.
El médico de policía que revisó a los niños tras la denuncia verificó las lesiones que ambos presentaban.
En una entrevista que se le realizó a la nena dos años después de los hechos en el Juzgado de Paz de Castelli, manifestó que desde aquel momento no veía a su padre, que no tenía ganas de verlo.
La Juez precisó luego de analizar el caso, que el relato de los niños a través de los dichos de la madre, los realizados en el Juzgado de Paz y también en la Fiscalía, eran consistentes, coherentes, considerando al propio tiempo como mendaz el testimonio de la pareja del procesado, que precisó, obedecía a la necesidad de mejorar la posición procesal del imputado, quien es además padre de sus hijos.
Finalmente la Dra. Pepi resolvió condenar a este vecino de Castelli, como autor penalmente responsable del delito de “lesiones leves calificadas por el vínculo”, imponiéndole una pena de “ocho meses de prisión en suspenso”.

Nota: Por las características del hecho y para evitar identificar a los menores víctimas, no se publican algunos detalles.

compromisodiario.com.ar

Publicar un comentario