AVISO (900x113)

02-08-18 El Ministerio de Agroindustria, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, realizó inspecciones en Buenos Aires y Santa Fe. Hubo clausuras en plantas de operadores informales e interdicciones de mercadería por más de 10.500 toneladas.

En la localidad bonaerense de Cañuelas se clausuró una planta de alimentos balanceados que operaba en incumplimiento total por encontrarse en pésimas condiciones bromatológicas, sin matrícula del Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) y ninguna documentación que respaldara origen y procedencia de la mercadería hallada en stock. Se retuvieron más de 750 toneladas de soja, maíz y sorgo.
Por otra parte en Coronel Vidal fue clausurada una cerealera por no poseer inscripción en RUCA ni documentación de respaldo de los granos cubicados en planta por el personal actuante. Se procedió a la interdicción de más de 4.300 toneladas de maíz, soja y girasol.
Asimismo, en la localidad Las Armas, hubo un procedimiento similar en una importante cerealera de la zona, dado que se la halló operando una planta no declarada. Además se le suspendió de la titularidad de 328 toneladas de soja.
En Piran, se clausuró otra cerealera que operaba en la marginalidad, sin matrícula RUCA ni documentación de respaldo del cereal hallado en depósito, lo que derivó en la interdicción de 3.600 toneladas de maíz y 820 toneladas de soja.
En la localidad santafesina de Teodelina a una planta de alimentos balanceados, tras comprobar que operaba sin asentar los movimientos en los libros oficiales con información apócrifa en las DDJJ de movimientos de granos, se le interdictaron de 382 soja y 684 de maíz bajo apercibimiento de que las faltas son pasibles de suspensión de la matrícula de RUCA.
Asimismo, en una aceitera de Amenábar, en la misma provincia, se detectó que operaba con tres usuarios de industria no matriculados en RUCA, de los cuales uno de ellos explota el 80%. Se intimó a la firma a regularizar la situación a la brevedad bajo apercibimiento de suspensión de la matrícula.

Es función de esta Dirección Nacional velar por la transparencia del mercado, en términos de introducir en el circuito comercial formal a aquellas empresas que aún operan en la marginalidad. Es un modo de cuidar el trabajo de quienes con su proceder respetan las normas vigentes.

Publicar un comentario