AVISO (900x113)

21-08-18 En un fallo reciente dictado por los Jueces de la Cámara Penal de Dolores, se rechazó el recurso interpuesto por la defensa de un dolorense, quien en consecuencia afrontará juicio oral imputado de “Intento de Homicidio”, hecho perpetrado en nuestra ciudad.
Según surge de la resolución judicial, en horas de la tarde del 20 de septiembre de 2016, en una vivienda posterior de un domicilio ubicado en calle Los Andes 120 de Dolores, Jorge Rafael Bonadeo mediante la utilización de un arma de fuego y la clara intención de dar muerte efectuó un disparo contra Juan Castro, provocándole una lesión en el abdomen que le afectó el riñón derecho, hígado, estómago y duodeno, no logrando su cometido por razones ajenas a su voluntad.
El Juez de Garantías Dr. Gastón Giles al resolver la requisitoria fiscal denegó el sobreseimiento del procesado, disponiendo elevar las actuaciones a juicio oral, resolución que fue apelada ante la Cámara Penal por el Defensor Oficial que asiste al imputado.
El abogado sostuvo de la existencia de graves contradicciones en los testigos, mendacidad en el denunciante, y carencia absoluta de pruebas para considerar a su defendido como autor penalmente responsable del delito que se investigaba, puntualizando antecedentes que involucraban a la víctima en acciones en contra del procesado, incluso sostuvo que se había tomado conocimiento que aquél estaba buscando testigos para denunciarlo falsamente. También se agravió la defensa que no se hubiera valorado la declaración del imputado, negando el hecho y aportando testigos de lo que había hecho ese día.
El Juez de Cámara Dr. Fernando Sotelo (de primer voto) al resolver la cuestión, consideró que los argumentos defensistas no lograban quebrar los merituados por el Juez de Garantías, valorando para ello la denuncia efectuada por la víctima, que sindicó al imputado como autor del disparo. Los dichos de dos hermanos testigos del suceso, uno de los cuales precisó haber visto llegar al imputado, realizar un movimiento con sus manos y luego haberse escuchado un disparo. El informe del nosocomio donde se lo atendió, el protocolo quirúrgico del que surgen las lesiones sufridas y también la extracción del proyectil. El informe del cirujano, quien precisó el riesgo de vida que el paciente estuvo sometido.
Y con las constancias del expediente el Dr. Sotelo sostuvo, que teniendo en cuenta la dirección hacia donde había apuntado el autor del disparo, al cuerpo de la víctima y de la cintura para arriba, en una zona vital y a escasa distancia, demostraban claramente cuál había sido el propósito del atacante.
Sobre los antecedentes expuesto por el defensor, el Juez indicó que la víctima no los había ocultado, pero que ello “en modo alguno justifica el accionar desplegado por el encartado en el presente hecho, ni quitan ajenidad y/o responsabilidad en el mismo a Jorge Rafael Bonadeo”.
Finalmente y acompañado en su decisión por el Dr. Felipe Defelitto, ambos magistrados resolvieron rechazar el recurso de apelación interpuesto, confirmar la resolución del Juez Dr. Gastón Giles, no hacer lugar del pedido de cambio de calificación solicitado por la Defensa por improcedente; elevando la causa a juicio oral, por suponerlo a Jorge Rafael Bonadeo autor penalmente responsable del delito de “Homicidio en grado de tentativa”.


compromisodiario.com.ar

Publicar un comentario