AVISO (900x113)

21-08-2018 Se trata de Nestor Otero. Es en el marco de la causa de los Cuadernos de las coimas K. Su apellido aparece en varias ocasiones en los cuadernos que escribió Centeno: una vez entregando un bolso calculado en USD 250.000 y en otra regalando vinos y champagne.

La justicia ordenó la detención del empresario Néstor Otero, el accionista mayoritario de TEBA S.A, la sociedad que maneja la concesión de la Estación Terminal de Omnibus de Retiro, involucrado en el escándalo de los cuadernos de las coimas. Según los registros de Oscar Centeno, habría entregado coimas por US$ 250.000 a Roberto Baratta, exmano derecha de Julio De Vido.
El viernes Claudio Bonadio había rechazado el pedido de exención de prisión presentado por el empresario y de esa forma Otero quedó al borde de la detención. Cuando se presentó ante la justicia, el empresario se negó a declarar, presentó un escrito y rechazó el supuesto pago de coimas.
Centeno registró una entrega de Otero el 3 de junio de 2015, dinero que el propio chofer buscó en Retiro. Sin embargo, el empresario negó el episodio y aseguró que el día del supuesto pago estaba de viaje en Paraguay. A su vez, sostuvo que para entonces el área de Transporte del gobierno de Cristina Kirchner ya no estaba a cargo del Ministerio de Planificación, sino de la cartera que conducía Florencio Randazzo.

Coimas
No es la primera vez que Otero es vinculado con el pago de coimas. El exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime, confesó en un juicio haber recibido dinero por parte del empresario. El dueño de la concesión de Retiro le pagaba al exfuncionario el alquiler del departamento donde vivía y por esta causa fue condenado en un juicio abreviado a realizar una probation.
El vínculo entre Jaime y Otero fue más allá. El empresario le regaló un hotel llamado Saint Tropez, en Córdoba. También le entregó una camioneta que el exfuncionario utilizó en ese provincia, donde ejercía como jefe de campaña del Frente Para la Victoria.
La coima más importante fue una casa en el barrio cerrado Camino Real de San Isidro, que fue puesta a nombre de María Filomena Pfaffen, expareja de Jaime. De acuerdo al testimonio de los choferes del exfuncionario, esa era la propiedad que utilizaba los fines de semana para descansar.

Fuente: Tn.com.ar

minutog.com

Publicar un comentario