AVISO (900x113)

24-08-18 El Director Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado del Ministerio de Educación de la Nación, Pablo Domenichini, se refirió al reclamo de determinados sectores universitarios a raíz de la situación presupuestaria y la negociación salarial.
“Al legítimo reclamo de los docentes se han sumado sectores de la política, que intentan generar un relato de ahogo presupuestario o ataque a la educación pública con el objetivo de promover el conflicto. No se puede hablar de desfinanciamiento de las universidades, la mayoría de ellas presenta balances superavitarios”, sostuvo Domenichini.
“El presupuesto es muy bueno. Asciende a 103 mil millones de pesos, que equivale a un 96 por ciento de lo solicitado por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), cuando históricamente se otorgó no más de un 80 u 85 por ciento. Sin ir más lejos en 2010 la diferencia entre lo solicitado y lo otorgado fue de 40 puntos. Hoy es de apenas 4”, dijo.
Y continuó: “En 2017 el aumento presupuestario fue de 44 por ciento, mientras la inflación fue de 25,6. Si tomamos el período 2016 – 2018 el incremento fue de 104 por ciento, cuando la inflación trepó a 95”.
“El presupuesto se está transfiriendo con absoluta normalidad, mientras que las partidas vinculadas a los gastos de funcionamiento tienen un retraso de dos meses, que es el promedio histórico. De hecho cuando nos tocó asumir la demora era de cuatro meses. No obstante, en los próximos días se transferirán junio y julio, por lo que el retraso será solo del mes vencido”, afirmó.
Respecto al estado actual de las obras de infraestructura, Domenichini aclaró que “siguen en marcha las obras iniciadas. No se han iniciado obras nuevas porque hemos priorizado otros niveles del sistema educativo. No hay universidades en situación de riesgo edilicio”.
Por su parte, también hizo referencia a los reclamos de aumento salarial. “Las mesas de negociación salarial de docentes universitarios corren de marzo a marzo, por lo que no deben acumularse los índices inflacionarios del primer bimestre del año inicial en el contraste contra los guarismos de incremento”, sostuvo.
“En este año, los índices de los meses de enero y febrero ya fueron compensados con la cláusula gatillo otorgada en marzo. El 10,8% acumulado en la última reunión de la mesa salarial por el período marzo/junio igualaba la inflación de ese tramo. La negociación sigue abierta, y por eso convocamos a los sindicatos universitarios para el próximo lunes”, cerró.

Publicar un comentario