AVISO (900x113)

03-08-2018 Ocurrió en Mar del Plata. El uniformado tiene 25 años y fue desafectado de la fuerza. Había acompañado a un familiar para "apretar" a la víctima para que indemnizara a su sobrino por un accidente laboral. Ambos iban armados y con chalecos de la Policía Bonaerense.

Un oficial de la Policía Bonaerense de 25 años fue detenido este mediodía en Mar del Plata y desafectado de la fuerza por haber amenazado con pegarle un tiro a un contratista para que indemnizara a un familiar suyo que habría sufrido un accidente laboral mientras trabajaba bajo su cargo.
El efectivo, que cumple funciones en nuestra ciudadl, quedó imputado por coacción, al igual que su familiar, a quien le brindó indumentaria de la fuerza para que se hiciera pasar por policía durante las amenazas.
El oficial de policía y otro familiar, decidieron ir a “apretar” a un contratista para que le diera dinero para su atención médica a otro pariente que había sufrido un accidente laboral durante una obra mientras trabajaba para la víctima.
Para llevar a cabo esta maniobra, el oficial de Policía de Villa Gesell se puso un chaleco antibalas y le brindó un chaleco de la fuerza a su familiar. Además, ambos llevaban armas.
El pariente del policía, de 47 años, al trabajar como mecánico tomó “prestado” de su taller el auto de un cliente, un Citroën C3 negro.
Este viernes, cerca del mediodía, en el barrio de Lomas de Stella Maris, el Citroën C3 frenó de golpe y los dos hombres, que vestían indumentaria de la Policía Bonaerense y portaban armas, descendieron del vehículo y arrinconaron a un sujeto, el contratista que habría contratado a uno de sus familiares.
Según trascendió, el policía apuntó con su arma a la víctima y lo amenazó con “pegarle un tiro” si no le daba sus datos personales y si no indemnizaba a su familiar. Acto seguido, los sujetos subieron al auto y se fueron.
Personal del a comisaría novena y del GTO, alertados por lo sucedido, comenzaron a buscar al Citroën C3 descripto por la víctima y, al avistarlo, un auto civil manejado por un efectivo comenzó a seguirlo para que no levantara sospecha.
En una maniobra coordinada, al llegar a Colón y Paunero, un patrullero que tomó la avenida en contramano le cortó la circulación al Citroën C3, que fue inmeditamente arrinconado por el auto civil que lo perseguía y por otros móviles para que no pudiera escapar.
Personal policial secuestró los chalecos y las armas de fuego que portaban los sujetos. Además, por disposición de la fiscal de flagrancia Ana Caro, ambos fueron imputados por el delito de “coacción” y quedaron detenidos, alojados en la Unidad Penal 44 de Batán.
Fuentes oficiales informaron que el oficial de la Policía Bonaerense detenido ya fue desafectado por Asuntos Internos de la fuerza.

minutog.com

Publicar un comentario