AVISO (900x113)

12-09-18 La bacteria estreptococo se transmite de persona a persona y es una de las principales responsables de generar infecciones de garganta en los niños.
Es una bacteria que habitualmente tenemos, en invierno y principio de primavera, en la garganta.
En los adultos, en la mayoría de los casos no se dan cuenta, porque tampoco se presenta algún síntoma. Pero en los chicos, y dependiendo de la edad, puede producir la gran mayoría de las veces anginas, faringitis y dolores habituales que hoy por hoy con los antibióticos se supera.
En muy pocos casos este tipo de invasión del torrente sanguíneo pueda llegar al pulmón y producir secuelas tan importantes.

Lo que conviene, entonces, es estar atentos a los síntomas, que pueden presentar:
· Fiebre
· Dolor de garganta
· Vómitos
· Malestar en la garganta
· Rechazo de alimentos
· Dificultad respiratoria
· Anginas
· Faringitis
· Lesiones en la piel

Es fundamental, concurrir a una consulta médica y nunca automedicarse, porque con el diagnóstico y el tratamiento inmediato del especialista, el chico deja de contagiar a las 24 o 48 horas de tomar la medicina.
Si se detectan estos síntomas entonces conviene de inmediato consultar con un médico, quien puede ordenar a la vez un hisopado que permite, en cuestión de media hora, determinar si hay infección de streptococcus pyogenes.

Para prevenir el contagio, conviene seguir los mismos pasos que para la gripe:
· Lavarse las manos con frecuencia y mantenerlas desinfectadas
· Cuidar, si hay lesiones en la piel, que no se ensucien con polvo en suspensión o tierra.
· No automedicarse, ya que puede ser contraproducente.
Consultar de modo urgente con el médico (no con el farmacéutico) aunque sea telefónicamente.

. Si el menor presenta algunos de los síntomas mencionados anteriormente, no enviarlo a la escuela para evitar contagiar a los compañeros

Publicar un comentario