AVISO (900x113)

23-09-2018 Ricardo Karanauskas, de unos cincuenta años, aspiró humo, calor y fuego. Se quemó por dentro y por fuera. Según señala el portal "Por las 3 Derecho", los médicos no ven que tenga posibilidades de sobrevivir.
El incendio fue a causa de una vela ya que la casilla no contaba con instalación eléctrica. El casero de un apart de la manzana de enfrente comentó que el hombre que estaba habitando esa vivienda muy precaria hacía alrededor de dos semanas, fue en su búsqueda cuando logró salir del incendio y se desvistió en el medio del terreno.
El personal de la ambulancia del Centro de Salud de Mar Azul, la policía y los bomberos acudieron ante el aviso del vecino. Fue trasladado de forma urgente al hospital y quedó en terapia intensiva. El porcentaje de quemadura es del 65 % por lo que se considera un cuadro muy grave.
Como la casilla se destruyó completamente al ingresar a la guardia hospitalaria no hubo forma de saber quien era. Durante toda la mañana se intentó averiguar su identidad. Despues de varias indagaciones, este medio logró dar con un jardinero que trabaja en la zona y con el que había hecho algunas changas. Fue el  vecino de Villa Gesell, que recordaba su nombre pero no su apellido, quien continuó consultando gente hasta que obtuvo su apellido y su DNI. De esta manera en el nosocomio pudieron anotarlo correctamente.
Recibió la visita de este jardinero y de otra gente quienes ante la ausencia de la familia fueron quienes recibieron los primeros partes. Fuentes del hospital comentaron que su pronóstico es reservado debido a la gravedad de su quemadura. No lo trasladaron aun hospital de mayor complejidad por falta de cama, por lo que se espera el peor final.
Los propietarios de los lotes donde estaba la casilla informaron que no sabían de su existencia y que eso era un obrador abandonado que debía estar vacío.


minutog.com

Publicar un comentario