AVISO (900x113)

30-10-18 Hoy, exactamente hoy, hace treinta y cinco años los argentinos recuperábamos el derecho a elegir y gobernarnos a nosotros mismos. El 30 de octubre de 1983, millones de hombres y mujeres concurrían a las urnas para elegir sus preferidos entre la profusión de listas y candidatos existentes, pero fundamentalmente lo hacían para recuperar definitivamente el sistema democrático de vida, para ejercer en plenitud sus derechos cívicos; para decirle nunca mas a las dictaduras y los gobiernos de facto, al terrorismo de estado, para comenzar a escribir una historia de vida y paz que reemplazara a los años negros de la muerte y la violencia.

Ese día las largas  colas para emitir el voto congregaban a personas mayores con sus grandes documentos cargados de sellos y fechas que testimoniaban su extenso protagonismo cívico, junto a generaciones enteras que iban a hacerlo por primera vez.
Se reiniciaba así la costumbre cívica de votar, que había tenido su última manifestación en el ya lejano 1973 y que se viera interrumpida por la concreción del golpe del 24 de marzo de 1976.
Hoy, el votar cada dos años es un hábito incorporado a nuestras vidas. Pero no siempre lo fue así, basta repasar  la historia argentina del año 30 hasta acá, para ver como hasta aquel 30 de octubre, la mayor parte del tiempo la ocuparon los períodos de ausencia de democracia, de dictaduras militares, de épocas de fraude, intolerancia política, proscripciones.
En estos treinta y cinco años de vigencia del estado de derecho hemos tenido importantes  y trascendentes avances.  También momentos duros y difíciles.
Cada uno hará su propio balance y sabrá reconocer  lo hecho por los distintos gobernantes surgidos de la voluntad popular.
Sabemos que existen todavía muchos problemas por resolver, que la democracia aún mantiene deudas con los sectores más postergados de Argentina, pero también sabemos que las soluciones a esos problemas solo serán posibles en democracia, con un funcionamiento mejor y pleno de las instituciones, con mayor participación y con un firme compromiso de todos.
Por todo lo que significa vivir en libertad, el 30 de octubre es una fecha que merece ser recordada siempre, no ya como el momento de un triunfo electoral de un partido determinado, sino como el momento en que todos los argentinos decidimos recuperar la senda de la democracia para construir un país para todos.

laverdadayacucho.com.ar

Publicar un comentario