AVISO (900x113)

21-10-18 Los micros de larga distancia siguen perdiendo pasajeros y en paralelo, tiene cada vez más costos. Un sector que necesita reconvertirse para sobrevivir.

En un informe elaborado por el diario La Nación, se enumeran diversos factores del fuerte deterioro que sufre el transporte de pasajeros en ómnibus, que cuenta hoy con un parque automotor de 4300 unidades en todo el país. La irrupción de las aerolíneas low cost es solo el último eslabón en una larga cadena de factores.
El transporte en micro perdió durante la década 2006-2016, según un informe de la CNRT, más del 40% de sus pasajeros. Además, el coeficiente de ocupación por unidad bajó del 53 al 47%, al mismo tiempo que la capacidad instalada se redujo en siete mil asientos.
Desde el sector remarcan la necesidad de modernizar las normas que rigen el sector, destacando el servicio que cumplen en el interior, ya que mientras hay 40 destinos para vuelos low cost, los micros llegan a 1600 localidades.
Otro punto es el precio del viaje, ya que el subsidio equivalente al 7% del valor de cada pasaje fue eliminado, mientras que las aerolíneas reciben subsidios de dos millones de dólares al día. Así, mientras que el aumento del costo laboral (3º% este año) y del combustible (85% este año, podría llegar al 100% para fin de año), el aumento del boleto fue del 18% anual en los últimos tres años.
El servicio de micros también está reduciendo su participación en la llegada a los destinos turísticos, que suelen ser las rutas más rentables. Así, el último fin de semana largo, en Villa Gesell (donde no hay ni avión ni tren, es decir que el 100% de los ingresos son por ruta), los micros comerciales participaron apenas del 8% de los ingresos, siento el 92% restante en vehículos particulares.

elfundadoronline.com

Publicar un comentario