AVISO (900x113)

28-12-18 El secretario de salud agradeció al equipo de trabajo. Destacó la excelencia del Hospital y agradeció a las áreas que trabajaron en estas mejoras.

El secretario de salud Amadeo Echeverría no ahorró elogios y agradecimientos durante el acto de inauguración del vacunatorio y laboratorio del Hospital Municipal Ana Rosa S. de Martínez Guerrero. Tampoco eludió recordar algunas penurias que debieron afrontarse al asumir en la gestión y explicó que estos sitios que hoy fueron inaugurados estaban en situación de insalubridad para los técnicos y empleados que allí trabajaban.
Relató que una técnica bioquímica debía dormir en un colchón en el piso cuando hacía una guardia y ejecutaban tareas con mala iluminación. “esto hacía que el personal pierda la paciencia y por eso hoy es un orgullo tener un ambiente agradable, luminoso y con vestuarios. Esto es dar respuesta a un problema de muchos años y, de hecho, lo pusimos a trabajar antes de inaugurarlo porque la atención a pacientes así lo requería”; argumentó.
También relató que el vacunatorio había sufrido cambios constantes de sector y había terminado en un consultorio con heladeras que emanaban calor y resultaba molesto a la hora de dar el aspecto de un lugar ordenado y pulcro como debe ser.

“Hemos agudizado el ingenio y buscamos nuevas formas de gestionar y trabajar. Con coordinación nosotros logramos dar estos frutos y siempre para crecer y dar servicio de calidad hay que involucrarse porque cuando nos involucramos logramos aprender a dar un mejor servicio”, sentenció.

Publicar un comentario