AVISO (900x113)

26-12-18 Una ONG denunció a Carlos Rosenkrantz por una quiebra fraudulenta cuando el magistrado se desempeñaba como abogado de McDonald s en Pinamar y Villa Gesell.

El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, fue denunciado de estar relacionado con la quiebra fraudulenta de una empresa que tenía una franquicia de la hamburguesería McDonald s en Pinamar y Villa Gesell.
En 2015, el magistrado se desempeñaba como abogado de Arcos Dorados, controlante de McDonald s en Argentina, y se lo acusa como “organizador de una asociación ilícita mediante la cual se perpetró una quiebra fraudulenta con un perjuicio para los acreedores, entre ellos la AFIP y la ANSES, de más de 20 millones de pesos”.
Quien radicó la denuncia es Fernando Míguez, presidente de la “Fundación para la Paz y el Cambio Climático”, según informó eldiario Tiempo Argentino.
Según la presentación judicial, Rosenkrantz se contactó en aquel momento con los abogados de la firma Operadora de la Costa SA, franquiciantes de McDonald s en dos localidades costeras y con graves problemas económicos que la encaminaban hacia la quiebra. “Los Dueños de Operadora de la Costa y Arcos Dorados Argentina vaciaron la primera compañía con una compleja maniobra para eludir la Ley y evitar pagar millonarias deudas”, detalla el denunciante.
Y continúa: “Rosenkrantz es quien le dice a la parte que está por quebrar que tienen que hacer toda una maniobra, como por ejemplo pasarla a testaferros para que la empresa Arcos Dorados se quedara con la plata que le correspondía al resto de los acreedores. Buena parte del patrimonio se sustrae de la garantía común de los acreedores quedando en mano de la empresa que representaba Rosenkrantz”.
El expediente lleva el número 21968/2018 y quedó radicado ante el Juzgado Federal N° 3, a cargo de Daniel Rafecas.


elfundadoronline.com

Publicar un comentario