AVISO (900x113)

10-2-19 La jineteada y el recital de Pablo Carrasco fueron los más convocantes. También actuó el dúo Manté. El patio de comidas se pobló de comensales.

La Invernada tuvo su noche más convocante desde la apertura de la propuesta municipal en 2016. Unas 6000 personas llegaron al predio de Ruta 74 kilómetro 5,5 para disfrutar de una jornada tradicionalista y al aire libre que organiza el minicipio a través de distintas áreas.
Con una temperatura de 20 grados el público se apostó alrededor del campo de jineteada, el patio de comidas y en el puesto propiamente dicho.
A la hora de la cena, Merchu Bustillo y Pancho Giraud, del Dúo Manté, se apostaron a metros de las mesas para poner su música.
El intendente Esteban Santoro participó, desde muy temprano, en la preparación de una vaquilla a con cuero que se comercializó a lo largo de la velada.
La mayoría de los puestos de comida tuvieron una venta destacada por la afluencia de público y muchos de sus productos fueron acabándose con el correr de los minutos.
Los artesanos se ubicaron a metros del patio de comidas para comercializar su producción.
Muchos optaron por llevar sus mesas o sillas para ir acomodándose en cercanías de los espectáculos.
Pablo Carrasco comenzó a cantar pasadas las 23 horas y fue el propio intendente quien decidió agradecerle a él y a la gente por su compromiso con el Hospital Municipal.
En medio de show, el artista surgido de La Voz y quien viviera en su juventud en nuestra ciudad, indicó que “no podía dejar pasar esta oportunidad de venir y colaborar con el Hospital que es un lugar en donde han nacido muchos amigos y personas vinculadas a mi historia”.
Los asistentes abonaron bonos colaboración a integrantes de la Cooperadora del Hospital de entre 100 y 300 pesos.

Carrasco estuvo algo más de 50 minutos sobre el escenario en donde interpretó clásicos de los 80 y 90 de la música internacional y nacional.

Publicar un comentario