AVISO (900x113)

10-2-19 Todo comenzó en el Balneario CR de Pinamar, donde se encontraron D’Alessio, y Etchebest; el primero abogado, el segundo es un empresario agropecuario. En esa reunión D`Alessio quedó grabado en video, recibiendo 15.000 dólares de una presunta coima para que Etchebest no sea investigado en la causa de “Los Cuadernos K”.
La coima total pedida, ascendería a 300.000 dólares, ya que según se sabe, D`Alessio invocaba una presunta amistad con Carlos Stornelli, fiscal que sigue la causa de “Los Cuadernos K”. Es más, en uno de los audios que también están en la justicia, se dice que de esos 15.000 dólares una parte iba para el fiscal.
El empresario, quien se dedica a la actividad agropecuaria, luego de grabar y filmar todo, se dirigió a Dolores ante el Juzgado Federal y radicó allí la denuncia asistido por dos abogados.
Desde entonces, se ordenaron escuchas telefónicas del celular de D’Alessio y se pidieron informes sobre la localización del celular de Stornelli. El miércoles, por orden del juzgado, se realizó un allanamiento en el domicilio del abogado.
El hecho singular salpica al mundo jurídico y político, hasta Elisa Carrió acusó al Juez Alejo Ramos Padilla de “ser de la Cámpora”, y de crear la supuesta operación para ensuciar a Stornelli.


elsello.info

Publicar un comentario