AVISO (900x113)

14-3-19 En el mes de febrero de 2019, la inflación alcanzó el 3,8% respecto del mes pasado, esto implica un valor acumulado del 6,8% en lo que va del año. Se observa que este último fue acentuándose respecto a los últimos dos años, siendo que en 2018 y 2017, los valores alcanzados fueron 4,2% y 3,7%, respectivamente.
Se observa, la dificultad que presenta Argentina en la disminución de la inflación, a diferencia de otros países de la región. Mientras que la variación interanual en febrero del corriente año en el país fue de 51,3%, en Uruguay, Brasil, y Paraguay resultó de 8%, 3,9%, y 2,7% respectivamente.
Un análisis de CONINAGRO sostiene que “Las causas principales que explican los niveles de inflación observados son el traslado generado por los corrimientos bruscos del tipo de cambio que tuvieron lugar en 2018, las sucesivas correcciones tarifarias en los diferentes servicios públicos, los aumentos en lo servicios de salud y en los combustibles, así como los incrementos salariales producto de la puja distributiva entre trabajadores y empresarios”.
“Las economías regionales no están exentas de este flagelo. Por ejemplo, los productores de ovinos, papa, vinos y mosto muestran cada vez hay más preocupación por los constantes aumentos de costos en los insumos que las actividades demandan, en un marco de estancamiento del precio pagado al productor, lo que profundiza la incertidumbre y la frustración, principalmente en los pequeños y medianos productores. A esto, se suma la caída de las ventas de sus productos, fruto del impacto que tiene la inflación en el bolsillo de la gente”, informaba el presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto.
“Necesitamos políticas diferenciales para cada economía regional, para que cada una de ellas puedan reactivarse.  También necesitamos revertir el panorama recesivo generado, entre otras cosas, por las altas tasas de interés.

El camino para combatir combatir la inflación tiene que venir de un trabajo conjunto entre el sector público y el privado, que permita generar más producción y más empleo de calidad. En este sentido, CONINAGRO ha presentado un proyecto de ley de promoción de las Economías Regionales.  El mismo contempla políticas de financiamiento productivo sumado a políticas fiscales, de seguros multiriesgos, infraestructura rural, planificación para el turismo, asociativismo y de promoción para el acceso a los mercados internacionales, principalmente. Con estas iniciativas apuntamos a generar un mayor crecimiento de la actividad económica, creando nuevos puestos de trabajo y un aumento en la generación genuina de divisas que tanto se demandan en esta coyuntura. Un proyecto que tiende, en definitiva, a generar más producción, más trabajo y empleo para todos.

Publicar un comentario