AVISO (900x113)


7-5-19 El clásico pesar que causa la muerte de una persona joven fue lo que causó con la desaparición de Diego Andrés Claverie, cuando solo contaba 49 años de edad.
A Diego lo conocimos desde muy pequeño, cuando compartía los juegos infantiles con nuestros hijos y siempre apreciamos su verdadera formación, producto de una familia tradicional de nuestro medio.
En estos tristes momentos presentamos nuestras condolencias a su esposa, madre y hermanos con quien nos une una profunda amistad.
Sus restos están siendo velados en Casa Meoqui y recibirán sepultura en la mañana de hoy en el cementerio local.

Publicar un comentario