AVISO (900x113)


25-05-19 Fue en un operativo de control. La prueba arrojó 1,28 miligramos. También le retuvieron la cédula verde.

El conductor de un Ford Falcon debió entregar el auto y su licencia de conducir al detectársele alcohol en sangre en un control de tránsito que se realizó en las últimas horas en la esquina de Doctor Carlos Madariaga y Sarmiento por parte de agentes de la Dirección de Tránsito.

El hombre fue sometido al test cerca de las 6 de la mañana y arrojó 1,28 miligramos de alcohol en sangre cuando el máximo permitido por la Ley de Tránsito es 0,5.

Además, se movilizaba sin la licencia de conducir y con la cédula verde vencida.

El auto fue llevado al depósito municipal.

Publicar un comentario