AVISO (900x113)


13-05-2019 Se inicia una nueva semana sin el servicio de esa empresa, que cubre gran parte de la región.

El conflicto que mantiene paralizados los servicios de El Rápido del Sud tiene dos vertientes. Por un lado, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) denunció el jueves la empresa de micros “suspendió los servicios en forma unilateral”, por lo que los choferes decidieron iniciar una retención de tareas por tiempo indeterminado.
“Los empleados no han cobrado sus salarios”, ratificaron los choferes y confirmaron no solo que el paro se sostiene, sino que además no hubo señales de que el conflicto se destrabe. En realidad, recién el martes habría una reunión entre las partes en el Ministerio de Trabajo.
Según señalaron desde la UTA, Rápido del Sud habría denunciado “intencionalidad en un siniestro” (un micro incendiado en la Ruta 11) y que por esa razón habría decidido suspender el servicio. Sin embargo, desde el gremio aseguran que “en realidad fue originado por una falla mecánica por falta de mantenimiento”.
Por otro lado, la tensión entre la empresa y el gremio viene hace tiempo. El Rápido del Sud tomó la decisión de paralizar la partida de los micros luego de que el miércoles a la noche se incendiara ese colectivo, claramente no el único, ya que en los últimos meses varias unidades sufrieron siniestros presuntamente intencionales.
Desde la empresa solicitan que se garanticen las condiciones de seguridad para prestar el servicio, debido a la pérdida que implica la destrucción de distintas unidades.
En simultáneo, la UTA exige que la empresa deposite los salarios de los empleados correspondientes al mes de abril y en ese sentido reclaman que se regularice el pago para levantar la retención de tareas iniciada el jueves. Los usuarios, mientras tanto, vuelven a ser rehenes de este conflicto compuesto.

minutog.com

Publicar un comentario