AVISO (900x113)


11-5-19 La víctima recibió más de 5 impactos en distintas partes del cuerpo. Fue hallado inconsciente en la calle por personal de tránsito. Cámaras de seguridad registraron el hecho.

Un policía de la bonaerense que se desempeñaba en la Comisaría de Mar de las Pampas quedó detenido luego de que se comprobara que le disparó varias veces con balas de goma a un hombre indefenso, a quien dejó tirado en el suelo, para huir en el patrullero junto a su compañero de servicio.
Todo inició el pasado lunes a las 7.15 am cuando un remisero (oriundo de Ostende) en Boulevard entre 103 y 104 detuvo a un móvil policial para informarles que el pasajero que estaba en su vehículo se negaba a bajarse.
Los dos policías lograron bajar del auto al hombre, quien se encontraba en aparente estado de ebriedad. Lo tiraron al piso e intentaron subirlo al patrullero. Al no poder y con el sujeto aún en el suelo, uno de los efectivos comienza a dispararle con municiones de goma, mientras su acompañante no hace nada al respecto. Todo lo sucedido quedó registrado en las cámaras de seguridad (municipales y privadas) de la zona.
La víctima recibió más de 5 impactos en distintas partes del cuerpo quedando inconsciente en la vía pública. El hombre fue encontrado por personal de tránsito municipal, que al observarlo llaman a la ambulancia para que sea trasladado al Hospital.
La fiscal a cargo de la causa, Verónica Zamboni hizo relevamiento de cámaras, con apoyo de  la Jefatura Distrital local y logró obtener la filmación del hecho. Por otro lado la Policía Federal de Pinamar, que estaba anoticiada intervino y logró ubicar al remisero en Ostende para que declare.
Por todo lo expuesto, Zamboni solicitó la detención de ambos policías implicados pero el Juez David Mancinelli dio la autorización de detener solo al chofer del patrullero, quien realizó los disparos.
El efectivo quedó detenido en una dependencia del Partido de la Costa y está imputado por los delitos de vejaciones ilegales en actos de servicio en concurso ideal con lesiones leves agravadas por ser cometidas por personal policial y violación de los deberes de funcionario público.
Por esta causa la Dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia llevó a cabo, en los últimos días, varios allanamientos en los que participaron tres grupos operativos.
Se allanó la vivienda del detenido, quien vivía con su familia en Pinamar, el hogar del efectivo acompañante en Villa Gesell y la dependencia de Mar de las Pampas donde ambos se desempeñaban.

elfundadoronline.com

Publicar un comentario