AVISO (900x113)


Ismael Raúl Montenegro falleció mientras era operado. Todos coinciden en que el disparo fue accidental y lo efectuó un nene de 4 años.

Durante la madrugada la policía y la fiscal de menores Mónica Ferré tomaron declaraciones a las personas que se encontraban en el interior de la vivienda de Tuyú y Belgrano, en Madariaga, donde Ismael Raúl Montenegro (36) recibió un disparo, proveniente de una carabina calibre 22, que terminó quitándole la vida.

En las testimoniales, realizadas al hermano, la esposa y la cuñada de la víctima, todos coinciden en que el tiro fue efectuado de manera accidental por un pequeño de tan solo 4 años que es hijo del fallecido.

Ante esto se caratuló la causa como homicidio culposo pero no se realizaron imputaciones dado la edad del pequeño. También se realizaron pruebas de dermotest a todas las personas para detectar la presencia de pólvora en manos. Asimismo se indicó que se le practicará una operación de autopsia a Montenegro en la ciudad de Pinamar durante el transcurso de esta tarde.

El hombre de 36 años resultó herido en su glúteo izquierdo y la bala quedó alojada en la parte superior de su cadera provocándole la perforación de una arteria y venas. A pesar de haber sido trasladado de urgencia al Hospital, los médicos intentaron frenar la hemorragia en el quirófano y el hombre no pudo superar la cirugía.

elfundadoronline.com

Publicar un comentario