AVISO (900x113)


Hubo sorteos, paseos en Trencito de la alegría y en autobomba. Exposición de Autos Tunning, baile, juegos recreativos y cierre musical. Mirá algunas de las fotos.

Durante toda la tarde centenares de familias se acercaron al Paseo del Bicentenario para disfrutar de los festejos que el municipio organizó, a través de sus distintas áreas, por el Día del Niño.

Todo el predio se transformó en una especie de parque lúdico y recreativo en donde podían encontrarse juegos y divertimentos a cada paso que se daba. Algunos de ellos eran exclusivamente para los niños y otros involucraban a la familia completa.

Cerca de la fuente se armaron largas colas para subir al clásico Trencito de la Alegría; el cuál tuvo que hacer unos 30 viajes cargado de menores y fue una de las últimas atracciones en dejar el predio cuando la tarde ya se transformaba en noche. El hombre araña se hizo de grandes amigos yse tomó fotos con cada uno e los chicos que se lo pedían.

Muy cerca de allí los Bomberos también tuvieron su público ya que muchos cumplieron su sueño de subirse a una autobomba y dar una vuelta con la sirena encendida. También ellos se retiraron cuando la noche iniciaba.

En tanto, hubo exposición de autos Tunning y sobre la vereda que lleva hacia el anfiteatro se colocaron estaciones con juegos del tipo “Juego de la Oca” o dibujos para pintar que estuvieron a cargo de la Servicio Local. Tampoco faltó el clásico elástico, el ajedrez o los juegos de encastre; esto últimos aportados por los chicos del Programa Envión.

También se instaló un inflable, un metegol, atracciones tipo kermesse y, sobre el escenario, Lorena Barrientos desarrolló su performance de Zumba para todas las edades y tampoco falto el rap.

Ya a la hora de los sorteos la mayoría se congregó en las gradas a la expectativa de ser ganador de alguno de los premios. Se pusieron en juego 8 bicicletas, 10 kits de paletas y pelotas, 18 pelotas, 3 tablas de longboard, 7 patinetas, 6 muñecas, 40 kits escolares y 12 bolsas de golosinas.

Además se entregaron unas mil bolsitas con golosinas, se patearon pelotas a las gradas y los integrantes de CarShow arrojaron peluches a los presentes.

Hubo agradecimientos a firmas que colaboraron con los premios y el intendente, Esteban Santoro, se mostró sorprendido por el nivel de convocatoria que superó las 4.600 personas; lo que marcó un récord de participantes para este festejo que ya es tradicional.

Al cerrar la jornada no ahorró elogios y agradecimientos a los integrantes de su gabinete y a los trabajadores municipales que durante la última semana desarrollaron tareas de limpieza, mantenimiento y decoración del sitio.

Publicar un comentario