AVISO (900x113)


Todos se realizaron en horario bancario. La diferencia con otras oportunidades es que los estafadores estaban en Madariaga.

Llegar, usar teléfonos celulares, usar el horario bancario y comenzar a llamar a líneas fijas para buscar víctimas. Así trabajan quienes ejecutan los denominados cuentos del tío que ayer lograron sacarle a un jubilado más de un millón de pesos entre dólares y pesos con la excusa de que había que cambiar los billetes.

En el llamado el timador se hace pasar por un familiar que posee datos fidedignos de un contacto y resalta todo el tiempo que la oportunidad es ahora y debe ejecutarse rápido porque sino “se pierde”.

Al hacerse pasar por el conocido intenta fingir una voz y se excusa por estar enfermo o con “disfonía”. Menciona a contactos en una entidad bancaria y aduce la posibilidad de enviarlo de manera urgente a la casa para pasar a buscar todo el dinero ahorrado disponible.

Una de las fuentes vinculadas a la investigación de los hechos e intentos de estafas realizados ayer indicó, con preocupación, que se hayan presentado en persona y se hayan movido por la ciudad de manera rápida para luego huir. Inclusive hubo llamados en donde pretendían citar a la víctima en cercanías de los bancos.

Por eso se ordenó relevar las cámaras del centro y aquellas disponibles en los accesos para armar algún tipo de trazabilidad entre el domicilio de la víctima a la que estafaron y los lugares en donde pudieron moverse.

Siempre las recomendaciones son las mismas:

No hablar de ahorros o dinero en una comunicación
Cortar cuando no se esté seguro sobre la identidad del interlocutor
No brindar detalles de la vida personal
No aportar datos de cuentas bancarias o tarjetas de crédito
Realizar siempre la denuncia

Publicar un comentario