AVISO (900x113)


El control de alcoholemia arrojó 2,72. Representa más de 4 veces lo permitido por la ley. No hubo heridos. Se le retuvo la licencia.

Un joven, identificado como Brian David Gómez, protagonizó esta madrugada un siniestro vial en Avenida Caseros y José Hernández en donde el auto que manejaba, un Hyundai I30, terminó sobre el foso del cantero central luego de romper las barandas de contención.

Al llegar la policía al lugar encontró al conductor con un notable nivel de alcohol por lo que se lo sometió a un test que arrojó 2,72 gramos de alcohol en sangre; más de 4 veces que el 0,5 que permite la ley de tránsito.

No hubo heridos por el siniestro, se le retuvo el carnet de conducir y se le labró la multa correspondiente.

Publicar un comentario