AVISO (900x113)


Las bajas temperaturas de estos días aumenta la necesidad de calefaccionar los hogares y con ella la de recordar las distintas medidas a tener en cuenta para evitar inconvenientes.

Ante el frío de estas últimas horas en Madariaga y la región, Defensa Civil hizo hincapié en las recomendaciones a tener en cuenta para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono e incendios por falta de mantenimiento en artefactos.

Respecto a la prevención de incendios Roberto López explicó que los conductos o caños de tiraje defectuosos o sin mantenimiento en su interior producen una combustión o sobrecalentamiento, que pone en riesgo de incendio el techo o estructura y aclaró que la limpieza regular es la única forma de evitarlos.

Se indica por eso revisar el estado de las mismas antes de utilizarlas y asegurarse que se han eliminado todos los residuos existentes en su interior desde la última vez que fueron prendidas. En este sentido, es importante eliminar la creosota (resina) adherida a las paredes del conducto, ya que es la que se inflama y origina las llamas dentro del conducto.

Limpiar el hogar, es una tarea que puede ser efectuada por uno mismo ya que consiste en retirar los restos de cenizas y maderas carbonizadas pero el trabajo de limpiar la chimenea, debe encargarse a un profesional especializado para que controle el tiro de la estructura y garantice que esté firmemente cerrado y así evitar filtraciones y corrientes de aire.

Las chimeneas deben limpiarse, y verificar que no se acumule en el interior creosota (hollín, etc.), como así la obstrucción por nidos de pájaros, ramas, etc. Cuanto más a menudo se enciende un fuego, más frecuentemente se debe limpiar o verificar.

Por otro lado manifestó que el mal funcionamiento de estufas, calderas, termotanques, calefones y cocinas a gas natural y el uso de leña o carbón para calentar los ambientes pueden producir monóxido de carbono.

El monóxido de carbono es un veneno que no tiene color, olor, sabor y no irrita los ojos ni la nariz y al no poder percibirse, es necesario tomar medidas preventivas para impedir que el monóxido contamine nuestra casa.

Todas las intoxicaciones por monóxido de carbono son evitables y para ello es fundamental:

-Además de ventilar toda la casa una vez por día, mantener siempre abierta una ventana o puerta en los ambientes calefaccionados aunque haga frío.

-Observar que la llama de gas sea siempre de color azul (la llama amarilla es signo de mala combustión y generación de monóxido).

-Si se usa brasero o estufa a querosén, apagarlos siempre afuera de la casa antes de irse a dormir.

-Tener sumo cuidado en la conexión de las garrafas y controlar las mismas.

-No instalar calefones en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados.

-En baños, dormitorios y ambientes cerrados solamente instalar artefactos con salida al exterior (de tiro balanceado).

-Controlar anualmente las instalaciones y el buen funcionamiento de los artefactos de la casa. Se recomienda hacerlas revisar por personal autorizado.

Publicar un comentario