AVISO (900x113)


El material estuvo retenido en un depósito de la aduana por más de 3 años. Con intervención de la comuna se pudo destrabar la deuda acumulada por su estacionamiento.

Durante la mañana del sábado se hizo la apertura simbólica de un contenedor con donaciones provenientes de cuarteles de bomberos de los Estados Unidos con elementos de vital importancia para Madariaga y otros cuarteles de la región que se habían sumado a esta iniciativa para trasladar los bienes al país.

Por trabas burocráticas, estos bienes que fueron traídos a la Argentina en 2016, quedaron varados en un depósito de aduanas en Campana y cada día de estadía generaba una deuda que superó los 130.000 dólares por su custodia.

Las gestiones de nuestra comuna permitieron que el Ministerio de Seguridad de la Nación intervenga y gestione una condonación de la deuda; además trámites ante Cancillería y despachantes para poder retirarlo.

Anthony Lindheimer, nacido en Santiago del Estero pero con más de 30 años en los Estados Unidos y bombero retirado es el encargado de recolectar las donaciones y empaquetarlas para luego buscarle un cuartel en Latinoamérica que las reciba.

Durante el sábado estuvo en Madariaga para hacer la entrega simbólica a la Asociación Civil de Bomberos y mantuvo diálogo con Santoro quién concurrió a la apertura del contenedor con el material importado.

Anthony le comentó que debe pedirle ayuda vecinos para que retiren los autos estacionados en su barrio cuando un camión lleva un contenedor a su casa para hacer la carga. “Llegan entre 15 y 20 personas y tenemos dos horas para empaquetar y catalogar todo lo que hemos juntado y colocarlo en ese recipiente. Si nos pasamos comienza a correr el tiempo extra y debemos pagar 200 dólares por hora de espera del camión”; indicó.

Al mismo tiempo relató que es muy “importante tomar las fotografías de esta entrega” porque los americanos son desconfiados a la hora de donar. “Ellos piensan que por darte algo que han usado uno puede enjuiciarlos si algo falla y les sorprende recibir el agradecimiento de los cuarteles receptores. Tienen que ver que su material llegó para poder confiar más en esto”.

Entre lo donado hay más de 100 máscaras para equipos autónomos de oxigenación, tanques para esa misma clase de equipos, cascos, pantalones livianos, arneses, protectores de cuello, guantes para incendio, chaquetas, chalecos de seguridad, mascarillas descartables, entre otros objetos.

Publicar un comentario