AVISO (900x113)


Será en Chile y Perú del Barrio Belgrano. El perro deberá ir con un ayuno de 12 horas.

Desde las 10 de la mañana la ambulancia de Zoonosis del municipio volverá a instalarse en el Barrio Belgrano para lo que será la tercera jornada de castración masiva de perros machos en ese barrio. Todo comenzará desde las 10 de la mañana hasta las 12.

Los perros deberán ser llevados por sus dueños con un ayudo líquido y sólido de 12 horas.

Cabe recordar que con la castración de perros machos reduce la agresividad en el animal, además de controlar la sobrepoblación y la prevención de las enfermedades de transmisión venérea.

Se trata de un trabajo piloto y móvil para acercarse a los vecinos y facilitar la mayor cantidad de castraciones sin necesidad de traslado hacia la oficina de Bromatología y Zoonosis.

¿Qué queremos decir con castración?

La técnica de la castración consiste en una intervención quirúrgica en la cual se produce la extirpación de los testículos en el perro.

Cuidados postoperatorios tras la castración

Tras castrar al perro, en el período postoperatorio, deberemos de llevar a cabo una serie de cuidados, entre los que se encuentran:

Prevención de la aparición de dolor: con analgesia y antiinflamatorios. Aunque no suele ser necesario, según el criterio del veterinario a veces se pueden pautar antibióticos.

Protección de la herida quirúrgica: se utilizará un collar isabelino o camisetas de algodón, para evitar el lamido de la herida.

Limpieza de la herida quirúrgica, siempre en condiciones de asepsia.

Vigilancia regular de aparición de complicaciones tales como infección de la herida, dehiscencia de la herida con daño en los puntos de sutura, hematomas.

Cuidado del entorno: los primeros días tras castrar al perro hay que mantenerlo en un lugar tranquilo.

Cambios que debemos esperar tras la castración

La castración en perros conlleva ciertos beneficios tanto a nivel orgánico como a nivel conductual por repercusión sobre aquellas conductas relacionadas con el patrón reproductivo o con procesos hormonodependientes. En perros machos, se producen los beneficios derivados del cese de la producción de testosterona, por lo que se inhibe el deseo sexual y la dominancia, disminuyendo la agresividad. La castración además previene el posible desarrollo de una hipertrofia prostática benigna. En cuanto al cáncer prostático, los datos apoyan una independencia hormonal en este tipo de cáncer (Puedes acceder a uno de estos estudios desde aquí).

Publicar un comentario