AVISO (900x113)

El ganador de la tercera edición dio sus secretos a la hora de asar. Se llevó como premio un costoso cuchillo artesanal.

Desde la mañana temprano Juan Eduardo león trabajó en delinear el sector en el que colocaría la leña para darle fuego a su carne. Colocó la pieza en la cruz y luego sólo tuvo que trabajar en el control de la correcta cocción. Así transcurrieron las horas, con repasador al hombro o en la mano y con vista minuciosa fue dando vuelta hasta que le llegó el turno de cortar, armar la bandeja y llevársela al destacado jurado.

Por su gusto, su textura o su presentación fue el ganador de este año del Campeonato de Asadores que se realiza en La Invernada.

Al hablar con División Prensa dijo que es el segundo año que participa. Además agradeció que el Centro de Jubilado Roque Zotta le haya permitido ser su representante.

“Me gusta la carne a punto medio y me la juego. Hago asado desde chico y sale”, explicó.

También envió saludos a todos los que eligieron el puesto del Centro de Jubilados para comprar carne ya que se acabó lo que estaba disponible y eso sirve para la recaudación del Roque Zotta.

“Estoy muy contento y gracias a la gente que ha venido”, expresó poco antes de alzar el cuchillo artesanal que fabricó el orfebre Joaquín Labala y que seguramente será estrenado en un próximo asado con amigos.

Publicar un comentario