AVISO (900x113)


Carolina Espinola Samudio, Ramón González Báez, el policía Carlos Fabián Genta, Oscar Celso Franco y Rubén Néstor Pallecchi recibieron fuertes condenas.

Los responsables del horror vivido por cuatro hermanitos, en esa época muy pequeños, que fueron abusados y prostituidos durante seis años, recibieron duras condenas, por los hechos ocurridos entre el 2009 y el 2015 en una precaria vivienda de 130 y 17.

Los abusos comenzaron cuando los niños eran muy pequeños, y recién fueron rescatados gracias a las denuncias de vecinos y una decidida intervención judicial en el año 2015, cuando tenían entre 16 y 8 años.

La madre de los niños, eCarolina Espinola Samudio, fue condenada a 30 años de prisión. El principal protagonista de los abusos, Ramón González Báez, padrastro de los niños, recibió la pena más alta, 33 años de cárcel.

El tercer condenado, el oficial de policía Carlos Fabián Genta, quien brindaba protección a la actividad de prostitución de los menores, recibió una condena a 24 años. Por último, Raúl Néstor Pallecchi y Oscar Franco, que regenteaban el lugar donde se cometían los abusos y buscaban clientes, recibieron penas de 20 y 17 años de cárcel respectivamente.

elfundadoronline.com

Publicar un comentario