AVISO (900x113)


Ocurrió esta madrugada en el barrio Quintanilla. Un amigo se hizo cargo del rodado y evitó que fuera secuestrado.

Un móvil de la Guardia Urbana detuvo a un automovilista luego de detectar maniobras peligrosas del rodado. Fue cerca de las 3 de la madrugada en la intersección de Calle 8 y 29 del barrio Quintanilla.

Al someter al conductor al control de alcoholemia se encontró que dirigía el Ford Fiesta bajo los efectos de alcohol dado que marcó 1,40 gramos al soplar la pipeta.

Ante la falta, se le labró una infracción, se le retuvo el carnet de conducir y el control del auto fue tomado por un acompañante por lo que se evitó el secuestro del auto.

Publicar un comentario