AVISO (900x113)


Los bomberos encontraron dos dispositivos incendiarios en un medidor de luz que abrieron la hipótesis de que el siniestro pudo haber sido doloso. La causa cambiará de fiscalía. Esperan esta noche poder comenzar con las pericias.

El incendio que comenzó en la distribuidora Torres y Liva, se propagó por edificios linderos y destruyó al menos 47 viviendas pudo haber sido intencional, según una de las hipótesis de los investigadores.

Fuentes consultadas por LA CAPITAL confirmaron que bomberos que trabajaron para apagar las llamas del edificio de Rivadavia y 20 de Septiembre encontraron dos dispositivos incendiaros en unos medidores de luz que pudieron haber ocasionado el siniestro.

De esta manera, la hipótesis de un incendio intencional tomó tal fuerza que obligaría a que el fiscal de delitos culposos, Pablo Cistoldi, le pasara la causa al fiscal de turno, Juan Pablo Lódola y que, además, interviniera en la investigación la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI).

Fuentes consultadas por LA CAPITAL informaron que durante la noche del domingo y la madrugada del lunes se registraron otros incendios en la ciudad, por lo que investigarán si pudieron tener algún tipo de relación con este.

Desde el Poder Judicial manejan la información con total hermetismo, en una causa compleja para investigar y que afectó a más de 150 personas, muchas que perdieron sus bienes. El fiscal Cistoldi aún no dio una declaración, pero todo indicaría que desde mañana la causa la manejará Lódola.

Si las tareas de los bomberos siguen su curso, esta noche terminaran de sofocar el incendio en los escombros y enfriarlos. Por lo que las pericias podrían comenzar a practicarse recién después de ese momento. También resta saber qué pasará con el edificio del a esquina de Rivadavia y 20 de Septiembre, que se encuentra en peligro de derrumbe y dificulta las tareas de investigación en la zona.

En el censo realizado al evacuar a los damnificados de la manzana comprendida por 14 de Julio, 20 de Septiembre, Rivadavia y San Martín no se registraron personas ausentes o desaparecidas. Sin embargo, hasta que nos e remuevan todos los escombros no se podrá saber si en el incendio hubo alguna víctima fatal.

Los daños materiales provocados por el incendio son millonarios, más allá de las pérdidas de la distribuidora Torres y Liva, al menos 47 viviendas quedaron totalmente destruidas.

lacapitalmdp.com

Publicar un comentario