AVISO (900x113)

Desde que Néstor “Pocho” Ramírez vino de su Guido natal, donde practicó todas las actividades rurales: domador, molinero, arriero y cualquier changa que saliera, no le tenía miedo;  hizo de carnicero (y muy bueno) con la facturación de los chacinados. 
Será recordada su estampa en los afiches de las rutas y de Cultura, con el mate en la mano invitando a los turistas a conocer el pago... 
En las actividades de los Abuelos Municipales y los bailes, en los que era el primero en salir y encarar las pistas.

Sus restos cansados por el pasado laborioso y vivido, en sus 87 años, fueron sepultados en el cementerio de General Guido.

Publicar un comentario