AVISO (900x113)



Siete de los rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell fueron identificados por testigos en la segunda tanda de ruedas de reconocimiento.

Los identificados fueron señalados como las personas que participaron del ataque dentro y fuera del boliche Le Brique, que terminó con la muerte del joven 19 años el sábado pasado.

Varios de los reconocimientos fueron realizados de manera fotográfica, ya que algunos de los imputados perdieron el bronceado después de pasar seis días encerrados en un calabozo, lo que complicaba la conformación de las rondas; informó TN.

De esta forma fue reconocido por dos de los tres testigos uno de los principales sospechosos, Máximo Thomsen: lo señalan como una de las personas que le pegó a Fernando en la calle, frente al boliche. El joven de 20 años es el más comprometido en la investigación.

En el caso de Ciro Pertossi, de 19 años, también fue reconocido por uno de los testigos que lo ubicó como atacante de uno de los amigos de Fernando.

Según los pesquisas, otro de los identificados de manera fotográfica fue Enzo Comelli, también de 19. Un testigo lo reconoció como uno de los integrantes del grupo dentro del boliche Le Brique. Ya el jueves, en la primera tanda de reconocimientos, dos testigos lo habían señalado como uno de los que inició el ataque en la calle.

También fue reconocido Matías Benicelli, de 20 años, a quien un testigo acusó de arengar la agresión a Fernando mientras estaba indefenso, dijeron a Télam al menos dos fuentes que estuvieron presentes en la rueda de presos.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los nuevos tres imputados reconocidos son Ayrton Viollaz, de 20 años, Luciano Pertossi, de 18, y Lucas Pertossi, de 20.

Además de Thomsen, los hermanos Ciro y Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Viollaz, Comelli y Benicelli, permanecen detenidos Alejo Milanesi (20), Juan Pedro Guarino (19) y Blas Cinalli (18).

Los diez rugbiers están imputados por el delito de “homicidio agravado por premeditación de dos o más personas”, al igual que el remero Pablo Ventura (21), que fue liberado el martes último.

Cabe destacar que todos los rugbiers serán trasladados a la Cárcel de Dolores una vez que se terminen los reconocimientos el martes. El cupo ya fue otorgado porque desde hace un tiempo se viene reduciendo el número de internos (en la actualidad hay casi 850), y según pudimos saber serían alojados en un pabellón aparte de la población, un tiempo hasta que les den la prisión preventiva; y allí podrían ser derivados a un Penal de Campana.

compromisodiario.com.ar

Publicar un comentario