AVISO (900x113)


La rueda de reconocimiento de los once detenidos se realizará el jueves. Buscan determinar qué rol cumplió cada uno en el crimen.

Luego de las primeras actuaciones policiales por el crimen de Fernando Baez Sosa, la investigación comienza a depender de los tiempos judiciales, las pericias dan algunos indicios más y los detalles técnicos juegan un partido aparte. El próximo capítulo importante será la rueda de reconocimiento que se haría este jueves, con los acusados de un lado y los amigos de la víctima (testigos del hecho) del otro. Allí se tratará de precisar cuántos de los 11 detenidos intervinieron en la agresión frente al boliche Le Brique, de Villa Gesell.

Cinco de los detenidos se encuentran alojados en la comisaría 2a. de Villa Gesell, otros cinco en la comisaría 1ra. de Pinamar y el restante, que había sido detenido en Zárate horas después del crimen cuando se hallaba en la casa de sus padres y que no forma parte del mismo grupo, sigue alojado en la sede de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) gesellina.

Todos están acusados de “homicidio agravado por el concurso premeditado por dos o más personas”. Esa figura contempla una pena de prisión perpetua. Ahora, a partir de los avances en la investigación, la acusación puede variar o no ser la misma para todo el grupo actualmente tras las rejas. “Hay que probar el concurso premeditado. Si estoy con cinco amigos, nos peleamos con otra persona, la golpeamos y la matamos, eso no es premeditación. Sería premeditado si pueden comprobar que los atacantes estuvieron una semana pensando en cómo matarlo, cosa que creo no pasó en ese caso. De todos modos, ojo, la calificación es la correcta, sin dudas, cualquier fiscal iría por ese lado”, afirmó un miembro del poder judicial. “Ahora, si les pusieron concurso premeditado, van todos con la misma pena”, remarca. Según los investigadores del crimen de Fernando, dos de los acusados están más comprometidos que el resto porque fueron vistos en el video de las cámaras de seguridad cuando le pegan a Báez Sosa en el piso.

“La participación, si es necesaria, o coautor, es lo mismo. Se los ubica en una situación en que sin su participación, el hecho no se hubiese podido cometer. Es la misma pena que el autor o coautor”, detalla un fiscal consultado por el diario Clarín, que detalla “No creo que alguno pueda quedar imputado por ´participación secundaria´, que es otra opción, pero no creo que aplique. Es cuando alguien participa en el hecho pero su aporte no es indispensable para que se cometa. Por ejemplo, los reducidores de mercadería robada. Sabían que el hecho se iba a cometer, pero solo se encargan de reducirla. Si la máxima es perpetua, en un caso de partícipe secundario queda en 8 a 25 años.”

“Seguramente la defensa de los imputados pueda jugar con una figura que se llama ´homicidio preterintencional´. Es cuando queriendo causar una lesión, causás la muerte. Te pego una trompada, te caés, te golpeás con el cordón de la vereda y te matás. Es una mezcla de lesiones dolosas con homicidio culposo. La pena es de 3 a 6 años. No van a llegar a eso, no creo, pero la defensa puede ir por ese lado”, cierra la fuente consultada.

elfundadoronline.com

Publicar un comentario