AVISO (900x113)


Como cada 4 de febrero, se busca en esta fecha, concienciar sobre esta enfermedad.


El 4 de febrero es el Día Mundial de lucha contra el Cáncer, efeméride que nos impulsa a destacar que, hoy en día, la mitad de los pacientes con cáncer se curan y que más de dos tercios están vivos cinco años después de haber sido diagnosticados.

Estos auspiciosos datos se verán incrementados progresivamente en los próximos años, gracias a los rápidos avances en el descubrimiento de nuevas modalidades de tratamiento y su combinación con los ya existentes.

¿Por qué un 4 de febrero?

Fue precisamente la Organización Mundial de la Salud junto al Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Unión Internacional contra el Cáncer quienes decidieron en el año 2000 fijar el 4 de febrero como fecha para celebrar este día internacional.

El objetivo principal del Día Mundial contra el cáncer 2020 es lograr una concienciación a nivel mundial sobre una de las enfermedades más mortales del mundo mediante la divulgación y la realización de acciones de prevención y detección temprana.

Precisamente es la OMS la encargada de organizar este día en el que el principal objetivo es concienciar a la comunidad internacional sobre esta enfermedad y buscar la forma de controlarla.

Pero, ¿a qué nos referimos con el término 'cáncer'? Se trata de un término genérico que designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo.

Una de sus principales características es la rápida multiplicación de células anormales que se extienden más allá de sus límites habituales y que pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos.

De acuerdo a una publicación de la Organización Panamericana de la Salud, varios expertos estiman que el 40% de los cánceres se pueden prevenir con estas medidas:

Dejar de fumar y evitar la exposición pasiva al humo del tabaco

El hábito de fumar es la causa principal de la aparición de cáncer de pulmón, boca, laringe, garganta y estómago. A nivel mundial se estima que fue el responsable de alrededor del 24% de muertes relacionadas con el cáncer en el 2017. Las personas expuestas a este humo también pueden ser afectadas y aumentan su riesgo de padecer cáncer de pulmón en un 20% a 30%.

Evitar el consumo de alcohol

Estudios han encontrado relación entre el consumo de bebidas alcohólicas y diversos tipos de cáncer como En los estudios se observó que el consumo de bebidas alcohólicas se relaciona con un riesgo más alto de los siguientes tipos de cáncer como cavidad oral, esófago, mama, colorrectal e hígado.

Protegerse de los rayos ultravioletas

Es uno de los cánceres comunes en el mundo y se da tras largas exposiciones a los rayos UV, es por esto que se recomienda ponerse protección solar. Si bien el recibir cantidad de luz solar es esencial para la producción de la vitamina D, esta no debe ser excesiva ya que podría provocar cáncer de piel.

Alimentación adecuada, actividad física y peso adecuado

Tener sobrepeso puede incrementar el riesgo de una persona para tener algunos de los cánceres como útero, mama, esófago, riñón, páncreas, estómago y próstata. Estudios señalan que porción diaria de fruta o verdura puede reducir un 20% el riesgo de padecer cáncer de boca y un 30% el riesgo de cáncer de estómago. Se estima que la falta de actividad física está detrás de un 25% de los casos de cáncer de mama y colon en todo el mundo

Tomar medidas ante enfermedades infecciosas

Se recomienda vacunarse contra la hepatitis B y el virus del papiloma humano ya que estas pueden desencadenar cáncer de hígado y cérvico uterino, así como la bacteria helicobacter pylori aumenta el riesgo de padecer cáncer de estómago.

Publicar un comentario