AVISO (900x113)



La novia de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado por un grupo de rugbiers a la salida de un boliche en la ciudad balnearia de Villa Gesell, aseguró este lunes que para ella “es doloroso y desesperante” ver que dos de los acusados hayan recuperado la libertad, aunque aclaró que “quiere creer” que la Fiscalía actuó bien y estas personas “tienen que estar afuera”.

La chica, que desde el primer momento pidió justicia por el homicidio de su pareja, explicó que la “tomó por sorpresa” la decisión de la fiscal Verónica Zamboni de permitir que vuelvan a sus respectivos hogares Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, dos de los diez detenidos por el crimen.

En diálogo con la agencia de noticias Télam, Julieta Rossi detalló que ella siempre pensó que “nunca iba a estar afuera” ninguno de los sospechosos, por lo que “es doloroso y desesperante ver las caras que siempre viste en fotos y videos saliendo de la cárcel”.

“El día que pasó todo (por el asesinato de Báez Sosa) hablé con la fiscal (Verónica Zamboni) y me dijo que iba a ser todo lo posible para que los culpables paguen. Quiero creer que la Fiscalía está haciendo todo bien y (estas personas) tienen que estar afuera”, sostuvo.

pinamardiario.com.ar

Publicar un comentario