AVISO (900x113)


El juez entendió que estaba en juego la salud de la menor de 7 años y resolvió liberar de responsabilidades a la mujer. La denuncia la había hecho la AFIP.

Meses atrás una mujer decidió aceptar la sugerencia médica e iniciarle a su hija autista un tratamiento basado en el consumo de aceite de cannabis, para lo cual hizo un pedido por internet de semillas de cannabis. Pero cuando las semillas llegaron desde España a la Aduana de Mar del Plata  las interceptaron y la mujer no solo perdió el envío sino que además fue imputada.

En los últimos días el Juzgado Federal Nº 3 a cargo de Santiago Inchausti sobreseyó a la mujer y el fallo quedó firme pues no fue apelado por la fiscalía.

La denuncia había sido radicada por la AFIP luego de que el paquete encargado vía internet y enviado desde España con las semillas fuera incautado en la Oficina de Encomiendas Postales de la Aduana Mar del Plata.

Pese a que las semillas de cannabis tenían por fin elaborar aceite de uso medicinal para la niña de 7 años, diagnosticada con TEA (Trastorno de Espectro Autista), la denuncia ingresó en la Justicia Federal de esta ciudad.

Al análisis de los hechos, el juez Inchausti  consideró que “ha existido un exceso en el ejercicio de un derecho (o deber legal de obrar), por cuanto a partir de la patología de su hija y la prescripción médica recibida de un médico de un hospital público, dirigió su conducta inicialmente en busca de una mejora del tratamiento médico que derivó en un aporte en un contrabando prohibido”. Pero, justifica el juez, “resulta atendible el descargo de la defensa en cuanto a que actuó en la creencia de estar obrando en un todo conforme al ejercicio de un derecho (actividad curativa)”.

La lucha por la legalización del cannabis medicional tiene en la geselina María Laura Alasi a una de sus mayores exponentes.

En el desarrollo de sus argumentos, el fallo hace referencia a la sanción de la ley 27.350 de “Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados”, “que tiene “por objeto establecer un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados”; para ello crea el “Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales”, del que podrán participar los pacientes que se inscriban en un registro nacional voluntario, presenten las patologías incluidas en la reglamentación y/o prescriptas por médicos de hospitales públicos y sean usuarios de aceite de cáñamo y otros derivados de la planta de cannabis.

Por su parte, la reglamentación del Ministerio de Salud de la Nación (Resolución 1537-E/2017) establece que las personas que padezcan epilepsia refractaria, y a las que se prescriba el uso de Cannabis y sus derivados, en base a las evidencias científicas existentes, son susceptibles de solicitar la inscripción en los Registros que le dependen”.

La defensora pública oficial Natalia Castro, en su presentación requiriendo el sobreseimiento de la mujer, remarcó que la reglamentación vigente de la ley 27.350 autoriza sólo el uso de cannabis en casos de epilepsia refractaria. Pero, citando palabras de Carlos Alberto Magdalena, médico neurólogo infantil del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez de CABA y director de la carrera de Médico especialista en Neurología Infantil de la UBA, destacó que “no es menos cierto que la ciencia médica ha descubierto que dentro de los recursos terapéuticos posibles, se conocen más de 45 aplicaciones medicinales: desde Epilepsias Refractarias y Encefalopatías Epilépticas con grave deterioro neuropsíquico, pasando por niños portadores de TEA (Trastorno de Espectro Autista o TGD), especialmente aquellos casos más severos con importante componente disruptivo conductual, con elevado padecimiento individual y familiar”.

Tras destacar la labor de la defensora y en el entendimiento de que estaba en juego la salud y bienestar individual de su hija frente a bienes jurídicos supraindividuales de menor jerarquía, el juez Inchausti optó por el sobreseimiento de la mujer.

Fuente: La Capital
elfundadoronline.com

Publicar un comentario