AVISO (900x113)


Tras el crimen de Fernando Báez Sosa en manos de un grupo de rugbiers a la salida del boliche “Le Brique” en Villa Gesell, la Policía incautó los teléfonos celulares de los implicados para peritarlos y así determinar si el ataque estuvo premeditado.

El procedimiento está a cargo de expertos de la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional de la PFA, cuyo laboratorio se encuentra en la ciudad de Mar del Plata.


Si bien los resultados todavía no fueron completados y entregados a la UFI N°6 de la doctora Verónica Zamboni, este lunes se conoció un dato que inquietó a los investigadores.

Según consigna Infobae, dos altas fuentes cercanas a la investigación aseguraron que al menos uno de los rugbiers filmó el ataque.

infozona.com.ar

Publicar un comentario