AVISO (900x113)


El gobernador Axel Kicillof coordinó con los intendentes  la estrategia de respuesta a la crisis del coronavirus en la provincia, y ante la posibilidad de un “pico” de contagio inminente. Además de en el aislamiento, el foco está puesto en el refuerzo del sistema de salud.


El Intendente Municipal de Madariaga Esteban Santoro estuvo presente.

“Es una situación excepcional y estamos tomando medidas excepcionales. A la hora de tomar decisiones nuestra entidad rectora es el Gobierno Nacional”, les dijo Kicillof a los intendentes con una metodología especial, propia de la crisis sanitaria: en la sala del Teatro Metro, que tiene capacidad para 700 personas- en tres tandas para que puedan estar bien separados.

“Estamos adoptando lo más rápido posible las medidas del Gobierno Nacional y tomando los conceptos del Ministerio de Salud de la Nación. Vamos a tratar de seguir mejorando la comunicación y vamos a trabajar de manera colectiva”, resumió el Gobernador. Dejó en claro así que la provincia adaptará en la práctica su territorio las medidas de la cuarentena dictada a nivel nacional.

“El gobierno nacional define la línea general y nosotros la adecuamos a cada uno de los territorios” y precisó que en el encuentro se les planteó a los intendentes “trabajar de manera ordenada para que no se genere una anomia”, dijo Bianco por su parte. Es decir, el gobierno nacional dicta las medidas y luego provincia las traslada a su territorio, donde las aplica en coordinación con los intendentes.

Kicillof puso énfasis en “agradecer a los intendentes y legisladores de la oposición que se han puesto a disposición para conseguir la mayor coordinación posible”. El mismo mensaje dio,  al término de los encuentros, el jefe de gabinete, Carlos Bianco, “no hay espacio para desencuentros de color político, la única prioridad es esto”, dijo.

El primer objetivo del gobierno bonaerense fue despejar dudas e inquietudes de los jefes comunales y hacer un repaso de las medias que se tomaron hasta ahora desde la provincia. El ministro de Salud, Daniel Gollan puso el foco en la situación epidemiológica, su par de Educación, Agustina Vila, en el esquema de clases a distancia y Bianco, en el entramado normativo que hubo que implementar de urgencia para hacer frente a la crisis.

Una de las inquietudes que llevaron los alcaldes fue la referida a quienes, contra toda recomendación, viajaron hacia centros turísticos en las últimas horas. Pidió allí “responsabilidad individual”, y recordó los operativos de control para desalentar esa práctica que se pusieron en marcha en las rutas.

Pero al mismo tiempo recordó que “no se puede interrumpir el paso de la población”, como en algunos distritos donde se “quiere cortar el ingreso” de la gente. Varios municipios del interior bonaerense han establecido férreos controles para la entrada de gente e incluso algunos cerraron los accesos a la ciudad.

Otro de los ejes de consultas fue la disponibilidad de camas de terapia intensiva, a lo que se respondió que  se está “ampliando la cantidad”. Resaltó que “Uno trabaja pensando el peor de los escenarios pero si no sucede mejor. Estamos poniendo toda la infraestructura sanitaria como ambulancias y camas de la provincia y municipios previendo el peor escenario”. (DIB)

elsello.info

Publicar un comentario