AVISO (900x113)


El joven que burló todos los controles y llegó de Brasil a Ostende fue detenido, pero quedó con "prisión domicilaria" en la localidad vecina.


Federico Lamas, el joven de 27 años que violando todas las normas llegó a Buenos Aires desde Brasil, y desde allí escapó a Ostende, quedó detenido, pero con prisión domiciliaria en el lugar donde se encuentra, un verdadero papelón para los operativos de control que pretenden hacer cumplir el aislamiento social obligatorio decretado por el presidente Alberto Fernandez.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos, dictaminó que Lamas quede detenido en la casa de Ostende de manera preventiva y será indagado en los próximos días, seguramente por videoconferencia, adelantaron fuentes del caso: Llamas ya fue notificado por la Policía Bonaerense. La Justicia federal, más allá de los dichos del abogado, no tiene claro por qué el joven se dirigió a la localidad costera. El juzgado, por otra parte, notificó a la Municipalidad local para que se articule alguna manera de que le lleguen provisiones para que no salga de la casa.

Se lo imputa, además del artículo 205, del artículo 202, el más grave que rige en la cuarentena. “Será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, dice el Código Penal.





elfundadoronline.com

Publicar un comentario